sábado 04.04.2020

España supera los 28.000 contagios y eleva a más de 1.700 los fallecidos por Covid-19

La curva española de positivos se suaviza ligeramente, donde más del 12% de infectados son personal sanitario

Un efectivo de la UME realiza las tareas de desinfección | DANIEL PÉREZ
Un efectivo de la UME realiza las tareas de desinfección | DANIEL PÉREZ

España registró ayer un aumento del 14,6 % en los contagios de coronavirus respecto a este sábado, 28.572 casos, y contabiliza 1.720 fallecidos, un 29,7 % más.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, informó ayer de que la curva de contagio del territorio español se suavizó ligeramente en comparación con los datos de 24 horas antes.

Los porcentajes de incremento de contagios registrados ayer son algo más bajos que los de este sábado, cuando se contabilizaron un 24,7 % más de casos y un 32% más de fallecimientos, aunque el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, predijo que el “punto álgido” se producirá durante la próxima semana.

Simón informó de la evolución del virus tras la reunión del comité de gestión técnica de la epidemia y mostró su preocupación por que un 12 % de los contagiados (3.475) son personal sanitario, lo que puede afectar a la atención a los pacientes.

Sin embargo, Simón no predice un “colapso generalizado” de las UCI. “Es cierto que habrá un estrés y presión sobre el sistema muy alta, pero vamos cerrando cada vez con datos mejores; este colapso se puede producir en algunos puntos pero no será generalizado y la extensión en el tiempo permitirá que lo podamos controlar”, aseguró el experto en una rueda de prensa.

Simón añadió que hay que tener en cuenta que cuando baje la curva de contagio seguirá habiendo pacientes en las UCI, ya que la estancia de los enfermos en estas unidades puede llegar a durar 28 días.

“Si estamos pensando que el punto álgido, el día con mayor trasmisión, se va a producir esta semana, el punto crítico se producirá entre una y dos semanas de retraso, cuando se vayan acumulando los que no han salido con los que van entrado”, explicó.

Simón también apuntó que ya llegaron los primeros test rápidos y se están empezando a distribuir a los “puntos calientes”, que son los centros hospitalarios y zonas de alto riesgo como las residencias de ancianos.

En estas últimas dependencias, el experto fijó ahora la prioridad la Unidad Militar de Emergencias (UME) en la desinfectación de 21 residencias de mayores en la Comunidad de Madrid y anunció que acudirán a todos los centros que lo requieran.

Las residencias de mayores y también de discapacitados o análogas que se encuentren desbordadas o sin personal deberán a partir de ahora reportar de forma inmediata sus necesidades a las delegaciones del Gobierno o consejerías de Asuntos Sociales de sus respectivas comunidades para que se les ayude de forma urgente, según una instrucción del Ministerio de Sanidad.

El doble objetivo es así realizar los test rápidos en las residencias para aislar a los casos positivos y evitar contagios masivos, por un lado, y ayudarlas con todo aquello que ofrecer la UME.

Respecto a la evolución de la pandemia, Simón explicó que “no hay que dudar en absoluto de que esto va a llegar a un punto álgido y va a empezar a bajar y tendremos que ir progresivamente desescalando las medidas”, explicó.

Además, indicó que un 68 % de los pacientes hospitalizados en las UCI tiene 60 años o más y que la letalidad de la enfermedad se sitúa en el 6 %, un porcentaje que presumiblemente bajará a medida que se hagan más pruebas.

La letalidad es mayor en las personas de más de 70 años y especialmente en los mayores de 80 años, grupo en el que se eleva la probabilidad al 17,9 %.

Comentarios