lunes 19.08.2019

Los okupas de la calle de la Paz logran aplazar su desalojo un mes

Su abogado asegura que no se les ofreció el plazo de diez días para hacer las alegaciones

La comisión judicial acudió con un cerrajero, pero no pudo completar el desalojo | mónica arcay
La comisión judicial acudió con un cerrajero, pero no pudo completar el desalojo | mónica arcay

El desalojo de unos okupas en la calle de la Paz quedó suspendido por segunda vez en cinco días. Según Antonio Vázquez, abogado de una de las personas que reside en el interior del inmueble, se debe a un error legal: la orden que traían consigo no mencionaba a los okupas, solo les daba permiso para tomar posesión de un edificio supuestamente vacío así que, cuando la comisión judicial volvió a personarse a primera hora de ayer, después de que concluyera el plazo que se le había dado a lo okupas, no pudo ejecutar el lanzamiento, que podría demorarse un mes.

El número cinco de la Paz es un edificio de nueva factura propiedad de la Sareb que resultó abandonado antes de conseguir la cédula de habitabilidad tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. Fue ocupado hace más de dos años, y existe constancia de que vive allí un menor, junto a otras personas cuyo número se calcula actualmente en ocho. Pero el banco parecía ignorar este hecho.

El letrado reveló que el viernes, después de que el jueves hubiese un primer intento de desalojo que no se llevó a cabo, presentaron un escrito con sus alegaciones. Entre otras cuestiones, plantearon que no se había “respetado” el procedimiento a seguir en estos casos. “Tiene que concedérseles un plazo de diez días para que hagan sus alegaciones”, aclaró.


Además, si se siguiese adelante con el desalojo tendría que reconocerse un plazo de un mes para el abandono voluntario del inmueble. Por otro lado, cuando la comisión judicial acudió a la calle de la Paz lo hizo acompañada de un gran aparato policial, aunque se ignora si fueron alertados después de que descubrieran la existencia de okupas. En todo caso, estos ya han expresado su disposición a abandonar el edificio pacíficamente.

Comentarios