lunes 09.12.2019

Puigdemont decide pedir al Supremo permiso para ser investido presidente

Carles Puigdemont pedirá al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que le autorice a asistir al pleno convocado para mañana en el Parlament para ser investido presidente de la Generalitat, tal como exige el Tribunal Constitucional, pese a que los partidos constitucionalistas reclaman que renuncie a la idea.

 

El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, durante la reunión que mantuvieron el pasado miércoles | efe
El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, durante la reunión que mantuvieron el pasado miércoles | efe

Carles Puigdemont pedirá al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que le autorice a asistir al pleno convocado para mañana en el Parlament para ser investido presidente de la Generalitat, tal como exige el Tribunal Constitucional, pese a que los partidos constitucionalistas reclaman que renuncie a la idea.
Así lo aseguró ayer el exconseller y diputado de Junts per Catalunya, Josep Rull, quien dijo que Puigdemont pediría esta autorización “en las próximas horas” (sin precisar exactamente cuándo), pese a que el diputado cree que el planteamiento del Constitucional es “inaudito, un fraude de ley”, con unas medidas cautelares “impropias” del Alto Tribunal.
Tras reunirse el sábado durante varias horas para resolver el recurso interpuesto por el Gobierno contra la decisión del presidente del Parlament, Roger Torrent, de convocar un pleno de investidura de Puigdemont, el Constitucional decidió que el candidato no podrá ser elegido a distancia y solo podrá ser votado si acude a la cámara con el permiso del juez.
Rull admitió que, tras la decisión del Constitucional, unas nuevas elecciones en Cataluña “son un escenario posible”, aunque matizó que “ahora mismo” no se contempla y que antes harán todo lo posible para investir a Puigdemont. En el mismo sentido se manifestó el portavoz de Junts per Catalunya, Eduard Pujol, que destacó que el independentismo proponga otro candidato para ser presidente que no sea Puigdemont en la sesión de investidura de mañana, al recalcar que “el plan A es Carles Puigdemont y el plan B a la investidura es Carles Puigdemont”.
Eduard Pujol aseguró que el Tribunal Constitucional, con su decisión de impedir una investidura a distancia de Puigdemont, ha “demolido el Estado de derecho” y “ha optado por la opción de hacer un vestido a medida para no molestar al Gobierno”, aseveró. Sin embargo, afirmó que la decisión del Constitucional supone también la “derrota absoluta” de las propuestas políticas de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, por lo que le pidió un “acto de coherencia” y que dimita “de forma inmediata en las próximas horas”.
Por otro lado, Junts Per Catalunya prepara recursos legales contra la resolución del Tribunal Constitucional respecto a la investidura de Carles Puigdemont como presidente catalán, por entender que las medidas cautelares dictadas no se ajustan a derecho.
Rull informó de que los servicios jurídicos de JxCat están “analizando las diferentes alternativas” para oponerse a la resolución del Tribunal Constitucional, lo que incluye el Tribunal Supremo, el propio Constitucional y el Tribunal de Estrasburgo, detalla. “A medida que la vamos madurando consideramos que es más manifiestamente contraria a derecho. Las medidas cautelares no se pueden coger por ninguna parte”, concluye Rull.

Comentarios