miércoles 30/9/20

Los reyes visitan Cataluña entre protestas y sin nadie del Govern

Varios grupos independentistas convocaron manifestaciones e irrumpieron la circulación del AVE

 Manifestantes independentistas protestan en los alrededores del monasterio de Poblet contra la visita de los reyes | efe
Manifestantes independentistas protestan en los alrededores del monasterio de Poblet contra la visita de los reyes | efe

Los reyes visitaron ayer el Monasterio de Santa María de Poblet, en Tarragona, en medio de movilizaciones de grupos independentistas contra su presencia en Cataluña y sin que nadie del Govern les haya acompañado.

Poblet fue el único acto de su agenda en esta visita que forma parte de la gira autonómica que están protagonizando tras levantarse el estado de alarma. Tenían previsto varios actos más en Barcelona, pero la evolución de la pandemia obligó a aplazarlos para una próxima ocasión.

Cataluña fue la undécima visita de Felipe VI y doña Letizia dentro de su gira autonómica, y Torra fue el único presidente que no les acompañó y que ni siquiera mandó a representante alguno.

A su llegada, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, les recibieron en el aeropuerto de Reus, y al llegar al complejo monacal lo hicieron su abad y el prior, Octavi Vila y Rafael Barrué, respectivamente.

No obstante, tampoco el alcalde de Vimbodí, municipio al que pertenece el monasterio, estuvo presente. Estos fueron gestos de hostilidad que tuvieron continuación en las movilizaciones convocadas contra la visita de la pareja real por parte de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium Cultural y los Comités de Defensa de la República (CDR) .

Los accesos al lugar de la visita estuvieron controlados por los Mossos d’Esquadra, que impidieron que la marcha que pretendía llegar a las puertas del monasterio lograra su objetivo.

Sí lo pudo hacer un pequeño grupo que estuvo controlado por la Policía y una decena de personas con banderas de España.

Pero la concentración más numerosa fue la de independentistas, sólo llegó a los alrededores y en ella se detuvo a una persona, acusada de un delito de robo con violencia, al sustraer la tableta electrónica con la que estaba trabajando un agente, y otro de desórdenes públicos.

La marcha estaba convocada con el lema “Cataluña no tiene rey”, en ella se portaron numerosas banderas esteladas y los mossos tuvieron que emplearse para impedir su paso.Una actuación que reprocharon posteriormente dirigentes de ERC y de la CUP.

Las protestas se sumaron al sabotaje que horas antes, mediante la quema de neumáticos en la vía del AVE entre Figueres y Girona como muestra de rechazo a la visita real. l

Comentarios