domingo 16.02.2020

El Concello de Cerceda comienza una nueva etapa con Juan Manuel Rodríguez a la cabeza

El nuevo regidor tomó ayer posesión y recordó a José García Liñares como una “persoa de referencia”

Juan Manuel Rodríguez, con el bastón de mando, y el resto de su equipo de gobierno | marema
Juan Manuel Rodríguez, con el bastón de mando, y el resto de su equipo de gobierno | marema

Tras varios meses convulsos, el Concello de Cerceda comienza una nueva etapa. Anoche, el socialista Juan Manuel Rodríguez, asumió la Alcaldía en la que sucede después de 25 años a José García Liñares, quien renunció al cargo tras la confirmación por parte de la Audiencia Provincial de la condena que lo inhabilita para ejercer cargo público.

El salón de plenos estuvo casi lleno para la ocasión. Primero tomó posesión de su acta de concejal Ángel Gestal, y posteriormente se procedió a la votación para investir a Rodríguez como nuevo alcalde de Cerceda.

La mayoría absoluta del PSOE en la corporación dejaba libre el camino para la investidura, y así fue. Los socialistas votaron a favor, mientras que, como era de esperar, populares y nacionalistas se abstuvieron. A diferencia de las últimas sesiones plenarias de la corporación, el ambiente fue distendido. Tanto por la actitud del nuevo alcalde como por la de los grupos de la oposición. Aunque era un pleno institucional que “non ten carga partidista”, tras prometer el cargo, el nuevo alcalde dio la palabra a los portavoces de la oposición.

Cambio de maneras

El líder el PP, Francisco Santos, –cuya denuncia inicial desembocó en la renuncia de García Liñeres– dio la bienvenida a Gestal y felicitó al nuevo regidor. “É vostede novo e por iso esperamos cousas novas e sas. Desexamos que o que no que queda de lexislatura teña unha presidencia benévola para toda Cerceda”, afirmó.

El BNG, además de las bienvenidas y enhorabuenas, pidió un “cambio nas maneiras de facer política” porque así el nuevo alcalde contará con el apoyo del BNG para los proyectos que sean buenos para Cerceda. “Esperamos que sexa un cambio de rumbo no noso concello”, finalizó el portavoz nacionalista Alberte Sánchez.

En sus primeras palabras como alcalde, Juan Manuel Rodríguez hizo hincapié en la “enorme responsabilidade que supón ser alcalde de Cerceda”, especialmente al suceder a una “persoa de referencia” como García Liñares, al que dijo recordar al frente de la Alcaldía desde que era un niño. “Deixou o listón moi alto. Non sucedo a un alcalde calquera e congratúlome de pasar oitos meses traballando ao seu lado. Para el Cerceda sempre foi o primeiro e é un exemplo impagable”, aseguró. De hecho, recordó que a pesar de que en las elecciones de mayo del pasado año ya se conocía la situación judicial de Liñares, la agrupación socialista revalidó la mayoría absoluta.

Dirigiéndose a la oposición, abogó por separar lo personal de la política. “Non son máis que os nosos adversario políticos, pero non teremos problemas en chegar a acordos cando así se precise”, manifestó.

Por su parte, a sus compañeros de gobierno recordó el compromiso que tienen con el municipio: “Non hai nada máis importante que o mandato dos veciños de Cerceda. Estamos aquí para facer cousas e teño confianza en que faremos un bo traballo”.

“O máis importate non é estar no sillón, senón ser alcalde, que non é máis que un medio para acadar un fin, e ese fin é facer ben aos veciños de Cerceda, niso é no que debemos enfocarnos”, resaltó el nuevo regidor. l

Comentarios