lunes 27.01.2020

Feijóo reenfoca su discurso ante la obra de Castelao y cita Bóveda “sin olvidar los crímenes de hoy”

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aprovechó la inauguración de la exposición “Castelao maxistral” para reenfocar su discurso tras la polémica suscitada en el acto de desembalaje

Feijóo invitó a los gallegos a visitar la exposición “Castelao maxistral” durante su discurso
Feijóo invitó a los gallegos a visitar la exposición “Castelao maxistral” durante su discurso

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aprovechó la inauguración de la exposición “Castelao maxistral” para reenfocar su discurso tras la polémica suscitada en el acto de desembalaje de “A derradeira leición do mestre”, cuando recibió duras críticas, sobre todo por parte de En Marea y BNG, quienes entendieron que había “ocultado y manipulado” el mensaje del cuadro del intelectual galleguista.
Si en la recepción de esta obra el presidente gallego evitó alusiones concretas al franquismo y al galleguista Alexandre Bóveda, a quien, según los historiadores, podría representar la figura del maestro que aparece asesinado en el suelo en el óleo de Castelao, ayer, ante familiares del propio Bóveda, sí hizo mención expresa a los crímenes franquistas y a los “verdugos” de Bóveda.
Eso sí, buscó dar una perspectiva más amplia a su discurso y recalcó que escenas similares al asesinato de Bóveda se produjeron en otros lugares de Galicia y España “donde el odio y el rencor se apoderaron de la libertad bajo diferentes banderas”.
Tras visitar la exposición, que estará en el Museo Centro Gaiás hasta el 3 de marzo de 2019 y escuchar las explicaciones de su comisario, Miguel Anxo Seijas Seoane, vicepresidente de la Fundación Castelao, Feijóo subrayó que permitirá disfrutar “del que se denominó el Guernica gallego”, pero también “tener una visión panorámica de la enseñanza entre los comienzos del siglo XX y el año 1936”.

Escenas similares
“Los mayores sentirán los ecos de aquella barbarie, y los más jóvenes se preguntarán asombrados si realmente fue aquí en Galicia donde sucedió lo que relata este cuadro conmovedor”, dijo, en alusión a “escenas similares y asesinatos atroces como el de Alexandre Bóveda que se produjeron en otros lugares de Galicia y de España donde el odio, el rencor y el instinto criminal se apoderaron de la realidad bajo diferentes banderas”.
Lo manifestó, ante numerosas autoridades del ámbito político y cultural, antes de advertir que no se puede ser “demócrata y consecuente” si se “rechazan las opresiones y crímenes del pasado y se olvidan los crímenes de nuestros días”. “Los verdugos de Bóveda guardan parentesco con los de hoy. Las ideologías totalitarias están presentes en el mundo actual bajo diferentes etiquetas”, recalcó, además de lamentar que “los derechos humanos y la convivencia” forman parte del “mundo de los sueños” en algunos territorios.

Enterrar la maldición
En esta coyuntura, el presidente advirtió que dentro de “A derradeira leición do mestre” hay “otra” enseñanza: “la capacidad de pueblos como el gallego para desterrar esa maldición y emprender un camino juntos”.
Por ello, incidió en la necesidad de transmitir a los jóvenes que acudan a esta exposición “una reflexión que se inspira en esta obra maestra de Castelao: la libertad, la convivencia, la tolerancia, son valores que no se protegen solos”.
Para luchar contra esta amenaza, Feijóo insistió en que parte de la respuesta se encuentra también en la muestra “Castelao maxistral”, al tratarse de un recordatorio del papel de la educación en el fomento de la convivencia.
En esta misma línea, argumentó que “otra respuesta frente a los peligros siempre latentes contra la democracia” es la propia vida de Alexandre Bóveda. l

Comentarios