domingo 20/9/20

“Vender un premio grande a través da máquina deixa un sabor agridoce”

Los dos grandes premios caídos ayer en Arousa llegaron a Cambados y a A Illa en de boletos generados a través de la máquina. El primero en salir fue el 7617, un cuarto premio muy repartido en toda España que también se asomó a la Administración San Xulián de A Illa.

Manuel Núñez, en la Administración de A Illa, ayer	emilio moldes
Manuel Núñez, en la Administración de A Illa, ayer emilio moldes

Los dos grandes premios caídos ayer en Arousa llegaron a Cambados y a A Illa en de boletos generados a través de la máquina. El primero en salir fue el 7617, un cuarto premio muy repartido en toda España que también se asomó a la Administración San Xulián de A Illa.
Su responsable, Manuel Núñez, resumía que vender un premio de estas características a través de terminal “deixa un sabor agridoce”, ya que a pesar de saberse como vendedor de referencia ayer en Arousa, se lamentaba al indicar que “serían moitos máis cartos se as ventas foran a través de décimos” típicos que llegasen a más gente.
Aunque oficialmente la identidad del premiado era un misterio, en la administración apuntan a que las ventas por máquina suelen solicitarlas “veciños de A Illa”, porque los turistas y visitantes “adoitan querer levar un décimo de aquí”.

en cambados
El dueño del bar Laya, en la mismísima Praza de Fefiñáns, José Antonio Laya, manifestó ayer que estaba “contento interiormente” por haber vendido un segundo premio, aunque fuera de máquina que, reconoció, no gusta mucho a los clientes, pero en esta ocasión ha traído suerte.

Comentarios