lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Auxiliares de la Policía pobrense denuncian que los despidieron al solicitar la conciliación familiar

El alcalde presidió el jueves el acto de toma de posesión de nuevos agentes | Chechu

Un día después de que el Ejecutivo local pobrense presentó a los cuatro agentes que se incorporaron a la plantilla de la Policía Local trascendió que dos auxiliares de dicho cuerpo, Benito Portas y Diego Lamas, denunciaron al Concello por haberlos despedido a finales de enero, en lo que califican como un “atropello de los derechos de los trabajadores”. Ambos sostienen que se trata de una decisión que consideran “contraria al derecho”, asegurando que se produjo como “represalia” a raíz de que ambos solicitaron la conciliación familiar al residir uno en Cambados y Lugo. Subrayan que se trata de un derecho que tienen y que está recogido en el apartado “j” del artículo 14 del estatuto básico del empleado público.

Los dos afectados recuerdan que estuvieron prestando sus servicios como auxiliares de la Policía Local pobrense desde el verano de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2020, momento en el que fueron despedidos por primera vez. Estos trabajadores le ganaron el año pasado el litigio al Concello de A Pobra, pues el Juzgado de lo Social Número 2 de Santiago declaró la “nulidad del despido” y condenó a dicha Administración local a la readmisión inmediata y al pago de los salarios de tramitación. El Concello recurrió, pero el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia lo desestimó y confirmó la sentencia. La readmisión de ambos tuvo lugar el 4 de agosto.

Tras su regreso, Benito Portas recuerda que solicitó las vacaciones que entendía que le correspondían pero “me las denegaron cuatro veces”. Debido a que desde el 30 de noviembre es padre, solicitó seis semanas de baja por paternidad, guardándose las diez restantes para cogerlas durante el primer año de vida de su hijo. Luego, pidió el permiso de lactancia, decantándose por la opción de juntarlo todo en 28 días, en lugar de optar por la reducción de horario, pues no le compensaba. Estando Benito Portas en el referido periodo de lactancia, y tras preguntar por la referida conciliación, le contestaron tanto a él como a su compañero Diego Lamas, que estaba de vacaciones, que lo estaba viendo el servicio jurídico, y un par de días les llegó una notificaron en la que creyeron que estaba la respuesta a su petición, y se encontraron con el despido. “Como pedíamos más tiempo para estar con nuestras familias, el Concello nos despide para que podamos estar todo el tiempo que deseemos”, precisó.

Ambos afirman que todo eso se produce en un momento en el que la Policía Local “tiene mermada su plantilla por vacaciones, bajas, comisión de servicio y excedencias, hasta el punto de no poder hacer guardias nocturnas las mayoría de los días, incumpliendo con lo dispuesto en el convenio laboral de realizar turnos todos los días las 24 horas debido a la falta de personal”. E indican que con ello queda en entredicho “las intenciones progresistas” de un gobierno que “más bien parece ser que la represión y el autoritarismo de tiempos pasados vuelve a instalarse en la localidad tras años de progreso”. Este periódico ha intentado conseguir de manera infructuosa la versión del Ejecutivo local sobre este asunto. 

Auxiliares de la Policía pobrense denuncian que los despidieron al solicitar la conciliación familiar

Te puede interesar