lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Denunciada una vecina de Boiro por maltrato de un perro que falleció por envenenamiento con matarratas

Las patrullas del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Guardia Civil de Corcubión y de Seguridad Ciudadana de Boiro investigaron a una boirense como autora de un delito de maltrato de un animal doméstico con resultado de muerte. Los hechos que se le atribuyen ocurrieron cuando efectivos de la mencionada unidad fueron avisados por la Central Operativa de Servicio de la Comandancia, comunicándoles que un particular alertaba de un posible envenenamiento de un perro.


Inmediatamente, los agentes de la Benemérita se desplazaron al lugar indicado, constando a su llegada la presencia de un cánido de raza potencialmente peligrosa convulsionando, sin poder mantenerse de pie y atado a un árbol con una cadena sin collar. Al lado de ese animal habia una sartén que hacía las veces de comedero, conteniendo una sustancia granulada de color verde azulada, que posiblemente se trataría de un producto comercial utilizado como matarratas.


Ante el estado del perro, los efectivos del instituto armado indicaron a la propietaria la necesidad de llevarlo a un centro veterinario para su rápida atención ya que era posible que se hubiera envenenado ingiriendo el producto reseñado, "negándose la misma en varias y reiteradas ocasiones", precisaron fuentes de la Guardia Civil. Por ello, la patrulla del cuartel de Boiro trasladó al animal a un centro veterinario de la localidad.  Por su parte, la patrulla del Seprona recogió las muestras del producto que se encontraban en la sartén-comedero para su remisión al Centro de Recuperación de Animales Salvajes y Marinos (CRAM).


La noche de los hechos, el perro falleció y el veterinario emitió un parte facultativo en el que reseñaba que la causa de la muerte posiblemente fuera debida a la ingesta de gran cantidad de tóxico. Una vez recibido el resultado de la analítica por parte del instituto toxicológico de la Xunta de Galicia, se confirma que el veneno hallado en el comedero era el mismo que el hallado en el estómago del canido. De las investigaciones llevadas a cabo por la Benemérita, se pudo saber que la propietaria del perro acudió a una protectora de animales para deshacerse de él, pero no pudo ser acogido y apareció muerto a los tres días. 

Denunciada una vecina de Boiro por maltrato de un perro que falleció por envenenamiento con matarratas

Te puede interesar