lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Interceptado un conductor kamikaze en la Autovía do Barbanza, a la altura de Rianxo

Patrullas de la Guardia Civil interceptaron a la altura del kilómetro 17 de la Autovía do Barbanza, poco antes de la salida del lugar de Te, en Rianxo, a un automovilista kamikaze. Fueron varios conductores los empezaron a alertar en torno a las ocho de esta tarde que había un vehículo que circulaba en dirección hacia Ribeira pero que lo estaba haciendo por la calzada en sentido hacia Padrón, al menos desde que iba a la altura de Bexo, aunque no ha trascendido el lugar concreto por donde accedió a dicha infraestructura viaria, pero pudo hacerlo tanto en Dodro, Lestrove como Padrón, lo que supone que circuló más de diez kilómetros en dirección contraria en un momento de una gran densidad de tráfico.

 

Uno de los alertantes fue un voluntario de la agrupación de Protección Civil de Rianxo, Moisés González Varela, que se dirigía hacia Santiago de Compostela para llevar a un familiar a realizar unas pruebas médicas al Clínico. Al llegar al Alto de Vilas empezó a ver que los coches que iban correctamente por la calzada en dirección hacia Ribeira le daban las luces largas y en un primer momento creyó que le estaban avisando por algún accidente próximo en la AG-11, pero al llegar a la salida de Catoira y no ver nada le pareció extraño, aunque los otros vehículos seguían dándole las luces. Fue entonces cuando al llegar a la altura de la gasolinera de Shell, en el punto kilométrico 7,700 de la AG-11, se encontró con el conductor kamikaze.

 

"Afortunadamente, eu iba polo meu carril dereito e él o facía polo outro que vai pegado á mediana de formigón, e non pasou nada, pero me levei un bo susto", declaró Moisés González. Entonces, la reacción inmediata de este voluntario de Protección Civil de Rianxo fue la de dar la vuelta en el cambio de sentido de la referida estación de servicio y dirigirse hacia Ribeira por la calzada correcta. Poco después le dio alcance y se puso a su altura para hacerle un seguimiento e incluso le dio señales con las luces y haciendo sonar la bocina para advertirle que circulaba de manera incorrecta, al igual que hicieron otros conductores, pero el automovilista kamikaze no reaccionaba.

 

Moisés González, al igual que otros conductores, contactó con el Centro Integrado de Atención ás Emexencias 112 Galicia para advertir de esa incidencia. Desde dicho servicio de coordinación pusieron a Gonzálezz Varela en contacto con efectivos de la Guardia Civil de Tráfico, con los que mantuvo conversación permanente para proporcionarles información puntual y en tiempo real de lo que estaba pasando. Fue entonces cuando se estableció un operativo para tratar de interceptarlo.  

 

Al llegar aproximadamente a la altura del kilómetro 17, poco antes de llegar a la salida de Té, en Rianxo, la Benemérita le dio el alto al vehículo con el conductor kamikaze, y se detuvo. Entonces, Moisés González dejó en sus manos la intervención y prosiguió con el traslado de su familiar a la capital gallega, que había interrumpido para prestar una gran labor de colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad, y qu acabó sin que hubiera que lamentar ninguna desgracia.

Interceptado un conductor kamikaze en la Autovía do Barbanza, a la altura de Rianxo

Te puede interesar