La semipeatonalización del tramo final de Rosalía de Castro recibe el impulso definitivo en Ribeira

La obra se proyectó para el tramo entre los cruces de Irmandiños y Marcial de Adalid | Ch.R.

Después de que este lunes arrancasen las obras de humanización y mejora de la accesibilidad en la Rúa Romero Ortiz, el Concello ribeirense da un nuevo impulso a otra actuación de similares características. Se trata de la semipeatonalización del último tramo, que es el único que faltaba, de la Avenida de Rosalía de Castro, entre los cruces con las calles Marcial de Adalid e Irmandiños, que acaba de salir a licitación por 217.900 euros y con cuatro meses de ejecución. Las empresas interesadas tienen hasta el 14 de febrero para presentar sus ofertas.


Los objetivos que se persiguen con esta obra, que será financiada con cargo al Plan Único dos Concellos POS+2021, pasan por la mejora de la accesibilidad de ese espacio viario y, aunque convivirán vehículos y peatones, circulando a la misma cota, se le dará prioridad al tránsito de los segundos frente a la circulación rodada, para lo que se creará una plataforma única, al igual que ya se hizo en los otros tramos de esta calzada ancha, con aparcamientos en línea en ambas márgenes y aceras estrechas. Para ello, taras el replanteo de la obra, se sustituirá el aglomerado asfáltico existente en la calzada por un pavimento de hormigón semipulido de color similar al de otros tramos, para darle continuidad, y cada cierta distancia se intercalarán franjas transversales formadas por losas de granito de 60 por 40 centímetros y 8 centímetros de espesor.


De igual modo, se renovará el actual pavimento de las aceras, sustituyéndolo por losas de granito silvestre del mismo tamaño que las franjas intercalada en la calzada, pero con 4 centímetros de espesor, y que irán colocadas sobre una capa de mortero extendida sobre una solera de hormigón armado, con mallazo de 10 centímetros de espesor. También se cambiará el bordillo y la delimitación entre el pavimento de hormigón y de piedra se realizará mediante bordillos de granito. Además, las tapas de los distintos servicios se colocarán a la misma cota del nuevo pavimento, se colocarán arquetas sumidero en una nueva posición y se conectarán a la red ya existente. Y, finalmente, se instalarán jardineras para la ornamentación de la calle, como sucede en el resto del vial.


Por otro lado, el Concello dio a conocer ayer que destina, dentro del POS+2019, un presupuesto de 326.719 euros para el saneamiento en Os Muiños, en Oleiros, con cinco meses de ejecución. Ayer salió a licitación la contratación de esa obra -las ofertas se podrán presentar hasta el 14 de febrero-, que supondrá la instalación de 1.557 metros de tubería de PVC compacto de 315 milímetros de diámetro, 34 pozos de 1,70 metros de profundidad y otros dos pozos de 3,70 metros de profundidad, y 342 metros de tubería de polietileno de 75 milímetros de diámetro. El objetivo es que a través de los colectores sean conducidas por gravedad las aguas residuales hasta el punto más bajo del trazado, donde se implantará una estación de bombeo, donde habrá dos bombas trituradoras sumergibles, junto con la calderería y valvulería correspondientes, para ser impulsadas posteriormente hasta la red general de Gándara.

La semipeatonalización del tramo final de Rosalía de Castro recibe el impulso definitivo en Ribeira

Te puede interesar