domingo 12.07.2020

A ILLA DE AROUSA - Salvamento evacua a 12 niños del islote de Areoso ante la peligrosidad de regresar a tierra en sus kayaks

Un grupo de niños de la Asociación Juvenil Tambre de Pontevedra tuvieron que ser evacuados a primera hora de la mañana de ayer del islote de Areoso a donde habían llegado en siete kayaks y con sus monitores

Un grupo de niños de la Asociación Juvenil Tambre de Pontevedra tuvieron que ser evacuados a primera hora de la mañana de ayer del islote de Areoso a donde habían llegado en siete kayaks y con sus monitores. De hecho fueron los dos adultos quienes a las 9:26 horas solicitaron la intervención de Salvamento Marítimo ya que no veían seguro regresar a tierra firme empleando estas embarcaciones debido al fuerte viento de Noroeste que soplaba a esas horas.
Así, tras recibir el aviso, desde el Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo, ubicado en Finisterre, enviaron hasta el islote a la embarcación de intervención rápida Salvamar Sargadelos, con base en Riveira, que rescató a los 12 menores, trasladándolos hasta el puerto de O Xufre, en A Illa, según informaron fuentes del Ministerio de Fomento del que depende este servicio.
Fuentes del mismo señalaron a la agencia Efe que se trató de una “medida preventiva” y que los niños no corrieron en peligro en ningún momento.

prohibido pernoctar
Los dos monitores, por su parte, hicieron el camino de regreso en kayak. Todos pertenecen a la asociación Tambre de la capital y habían pernoctado en el islote, según fuentes conocedoras del caso. Hasta allí habían llegado al atardecer y tras pasar la noche iban a  regresar por la mañana pero los adultos consideraron que no era seguro ante la inexperiencia de los niños y la poca estabilidad de los kayak. Llegaron a la villa la tarde anterior en un coche con un remolque donde traían las piraguas para disfrutar de un día de deporte y ocio en el espacio natural y protegido de Areoso. De hecho, algunas fuentes consultadas ayer indicaron que debido a tal condición está prohibido pernoctar allí.  
Los conocedores de los comportamientos del mar indicaron que las condiciones eran malas para la navegación en embarcaciones de este tipo. De hecho, otros visitantes que tenían previsto remontar las aguas arousanas en kayaks desistieron por recomendación de las empresas de alquiler, al considerar que no era seguro.
El islote está ubicado en el centro de la ría y se trata de un lugar casi paradisíaco que ha estado sometido a la presión del turismo hasta el punto de correr serio peligro. Por este motivo, la Xunta decidió activar de medidas de protección, como le venía solicitando el Concello. n

Comentarios