El alcalde entrega reclamaciones que elevan a 300 las que exigen otro médico para Ribadumia

Los dos conflictos referentes a centros de salud de O Salnés vivieron ayer nuevos capítulos. En Ribadumia, el alcalde, David Castro, visitó junto a otros miembros del gobierno el centro médico y entregó 200 reclamaciones de afectado

El alcalde entrega reclamaciones que elevan a 300 las que exigen otro médico para Ribadumia
El regidor ribadumiense, David Castro, visitó ayer el edificio sanitario en medio de la polémica por el servicio | mercedes rolán
El regidor ribadumiense, David Castro, visitó ayer el edificio sanitario en medio de la polémica por el servicio | mercedes rolán

Los dos conflictos referentes a centros de salud de O Salnés vivieron ayer nuevos capítulos. En Ribadumia, el alcalde, David Castro, visitó junto a otros miembros del gobierno el centro médico y entregó 200 reclamaciones de afectados que se suman a las 100 ya formalizadas anteriormente, en demanda de más personal médico. En el ambulatorio de Vilanova, el sindicato CSIF reclama al gobierno municipal actuaciones que permitan mejorar las condiciones de aparcamiento en el entorno.
En Ribadumia el problema sigue focalizado en la falta de sustituciones del médico de baja, lo que, tal y como reiteraba ayer el regidor, causa importantes retrasos en la atención médica. Apuntaba que a día de ayer se estaban dando citas incluso para el 31 de agosto.
Ayer también hubo otra novedad destacada: El Sergas contrataba de forma temporal a un facultativo para prestar servicio los días 13, 17, 21 y 29 de agosto, una medida que desde el tripartito entienden como “correctora” del error inicial y “a pesar das manifestacións feitas polo PP de Ribadumia sobre a ‘insuficiencia de persoal médico’”. En todo caso, consideran que la medida es insuficiente, ya que no se cubrirá, por ejemplo, el puente festivo de la próxima semana.
Por ello, siguen las presiones del ejecutivo, que se unen al escrito enviado al gerente de la EOXI Pontevedra-Salnés para que, al menos, la situación no se repita en próximos años. Al PP local, además, lo acusan de “mentir” sobre la falta de mantenimiento municipal del ambulatorio, subrayando que tal competencia es del Sergas, no del Concello.

En Vilanova
En Vilanova el CSIF lamenta que, ante la presencia masiva de coches de turistas, los empleados del centro de salud tengan que aparcar hasta a medio kilómetro de distancia y señalan que había un compromiso, no cumplido, del gobierno de Gonzalo Durán de señalizar una zona de aparcamiento reservado. l