lunes 30/11/20

Alcaldes de O Salnés preparan medidas conjuntas frente a la Covid

Alcaldes de O Salnés preparan medidas conjuntas frente a la Covid
El toque de queda impuesto para hacer frente a la pandemia de coronavirus vacía las calles de Vilagarcía | mónica ferreirós
El toque de queda impuesto para hacer frente a la pandemia de coronavirus vacía las calles de Vilagarcía | mónica ferreirós

Concellos de O Salnés abordarán de forma conjunta medidas para afrontar la crisis sanitaria, pero también económica y social, creada por la irrupción del coronavirus. Así lo avanzó ayer la presidenta de la Mancomunidade, Marta Giráldez, que incidió en la necesidad de un “respecto máximo polas medidas que dicten as autoridades sanitarias”.

La situación en la comarca sigue siendo complicada, con Vilagarcía en el nivel tres y tres nuevos contagios que suman un total de 71 positivos y 211 contactos en seguimiento.

Es el único concello arousano que se encuentra en la “zona roja” del mapa sanitario. En el siguiente nivel, en el dos, se encuentra desde esta semana Cambados, que ayer sumó tres casos más, alcanzando los 24 y con 71 personas en aislamiento. También Boiro se encuentra en el nivel dos, al igual que Cuntis, donde el alcalde, Manuel Campos, ya mostró su preocupación por un brote que también afecta a otros concellos de la comarca, como Valga.

Sin embargo, el resto de la comarca de Ulla- Umia se encuentra en el nivel cero, es decir, con menos de siete casos a al semana. En el nivel uno, con entre 7 y 14 casos por cada siete días, están A Pobra, Ribeira, Caldas, Vilanova y Sanxenxo. Estos dos últimos concellos registraron ayer un descenso de un caso, opasando a tener 26 y 18 respectivamente.

En cualquier caso, las medidas a aplicar en las zonas con restricciones especiales son las mismas que se aprobaron hace unos días, mientras no haya cambios al respecto y todo ello vinculado al estado de alarma decretado por el Gobierno estatal.

Pendientes de las modificaciones a hacer desde la Xunta están los hosteleros arousanos, un colectivo sobre el que se sustenta buena parte de la economía de municipios como Vilagarcía.

Y es que la variación entre las once y las doce de la noche puede ser clave para un sector que ya lleva asumida una carga elevada de las restricciones de la pandemia. En caso de que el gobierno de Feijóo decida poner el toque de queda a partir de las doce, y no de las once, como está en vigor ahora mismo, la restauración confía en poder mantener un segundo turno de cena.

Los profesionales de la hostelería tienen una confianza mínima en que los consumidores cambien sus costumbres y acudan a cenar temprano.  

Evolución por áreas
En el conjunto de las áreas sanitarias arousanas, las hospitalizaciones siguen siendo elevadas, con 72 en Santiago- O Barbanza y 47 en la de Pontevedra- O Salnés. En el área de la que dependen los concellos de Arousa Norte se registraron 83 nuevos contagios, mientras que en la que afecta a O Salnés y Ulla- Umia fueron u total de 60 los casos nuevos confirmados por PCR en las últimas 24 horas. Lo más negativo de la jornada fue el fallecimiento, en la madrugada de ayer, de un ribeirense de mediana edad que se encontraba ingresado en el CHUS y tenía patologías previas. Por otra parte, las residencias de tercera edad arousanas registran ocho positivos que afectan a cuidadores.

Comentarios