El bipartito logra aprobar su presupuesto, pero Somos “sorprende” al BNG con reproches sobre la negociación

Imagen de archivo de un pleno anterior de la Corporación de Cambados | gonzalo salgado

El acuerdo entre el bipartito y el BNG llegó ayer a buen puerto y el Presupuesto de Cambados para este año quedó aprobado a pesar del voto en contra del PP y de Pode. Con todo, no faltaron los roces. El concejal de Economía e Facenda, Xurxo Charlín, (Somos) no recibió nada bien las declaraciones realizadas este fin de semana por los nacionalistas, tras firmar el acuerdo, sobre que estarán vigilantes ante “irregularidades” del gobierno local y que gracias a su aportación se han conseguido partidas para la “clase traballadora”. Durante su intervención reclamó que peticiones realizas por el Bloque ya las tenían previstas ellos y sus socios del PSOE. Es más, llegó a asegurar que pidieron paralizar algunas obras de inminente inicio porque “as ías pedir eles”. También tildó de “incongruente reclamar políticas de esquerdas e populares a prol dos traballadores e logo pedir máis cartos para verbenas que para asociacións benéfico-asistenciais”.

El edil simplificaba así el hecho de que el grupo de Liso González insistió en las negociaciones del presupuesto en que se aumentaran las ayudas a entidades culturales y para las actividades que desarrollan. De hecho, el nacionalista recibió estas declaraciones de Charlín con “sorpresa” y como un “descontento” con el pacto alcanzado para votarles a favor, algo que el concejal negó resumiendo que “queremos relatar os feitos como foron na realidade”, refiriéndose a todo el proceso de negociación.

Sin embargo, la explicación no convenció al Bloque y eran palpables los resoplidos y suspiros de su portavoz, que llegó a esbozar un “ai,deus mío” y “en fin, é mellor estar calado”. Aun así, cumplieron su promesa y votaron a favor porque “pese a quen lle pese, houbo un acordo”, declaró González.

El alcalde, el socialista Samuel Lago, estuvo conciliador en todo momento y agradeció el apoyo de los nacionalistas tras un acuerdo “froito da negociación, do diálogo e da vontade de chegar a un acordo e no que houbo cesións por ambas partes”. Por contra, tuvo que llamar al orden en dos ocasiones al concejal de Pode, José Ramón Abal Varela, e incluso le amenazó con la expulsión a la tercera cuando se enzarzaron en un debate sobre la inclusión de un camino privado en el plan de asfaltados, que luego se retiró. También le informó, por petición de Abal, de que el informe de Intervención sobre la ayuda al cementerio deVilariño fue favorable con la “única observación” sobre la titularidad de los terrenos, pero que, consultado el Arzobispado, explicó Lago, este le indicó que los vecinos nunca le traspasaron la titularidad.

Sobre el documento económico, Abal calificó de “catastrófica e calamitosa” la gestión del bipartito, reprochándole una vez más el no haber pedido la ayuda Reacpon de la Diputación. También lo hizo el PP, quien se quejó de que el 92 % del Presupuesto son gastos corrientes fijos, así que “só queda un 8 %, sobre 800.0000 euros e a metade están comprometidos, entón, que estamos discutindo aquí e nas negociacións previas?”, preguntó su portavoz, Luis Aragunde. El popular considera que “non tendes proxecto. Cambados é unha pena porque as contas vos cadran, pero non hai xestión”.


Por otra parte, la Corporación leyó una declaración institucional de apoyo a las familia de los náufragos del Villa de Pitanxo para reclamar al gobierno que llegue a un acuerdo con Canadá para bajar al buque, hundido en febrero en Terranova . En el salón de plenos estuvieron presentes familiares. Cabe recordar que entre los marineros que perdieron la vida había un cambadés. 

El bipartito logra aprobar su presupuesto, pero Somos “sorprende” al BNG con reproches sobre la negociación

Te puede interesar