lunes 26/10/20

CAMBADOS - Científicos del CSIC estudian la virulencia de las razas de mildiu y botrytis en la DO

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) estudiarán en los próximos meses la virulencia de cada una de las diferentes razas de botrytis, oidio y mildiu en las denominaciones de origen del vino de Galicia, entre ellas la de Rías Baixas.

Diario de Arousa-2014-02-16-009-368e3bf7
Andrade, Martínez, Sáez y Santiago en la presentación de los primeros resultados cedida

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) estudiarán en los próximos meses la virulencia de cada una de las diferentes razas de botrytis, oidio y mildiu en las denominaciones de origen del vino de Galicia, entre ellas la de Rías Baixas.
Esta iniciativa es solo una parte del completo estudio iniciado en 2012 por el Grupo de Viticultura de la Misión Biológica de Galicia (CSIC, Pontevedra) y la Fundación Juana de Vega, cuyos primeros resultados se presentaron recientemente.
El objetivo del mismo, denominado “Evaluación de la virulencia de distintas poblaciones de hongos responsables del mildiu, oidio y botrytis en distintas denominaciones de origen”, es profundizar en el conocimiento de los hongos responsables de estas tres enfermedades de la vid, las principales, y para ello el objeto de estudio son las DDOO gallegas. Patógenos que causan importantes pérdidas en la calidad y producción y su tratamiento, no del todo eficaz, pasa por una elevada aplicación de fungicidas, con el consiguiente coste económico y ecológico.

difusión a viticultores
Los resultados permitirán ofrecer herramientas más eficaces para combatirlos o mejorar las ya existentes; y de hecho, está previsto que cuando se concluya –en 2015– se dea traslado al sector vinícola a través de diversas jornada de difusión.
Los dos años de trabajo desarrollados hasta ahora han logrado cuantificar la concentración de esporas en el aire de los hongos responsables de las tres enfermedades en diferentes regiones de la comunidad autónoma. “En todas las zonas analizadas el patógeno responsable de la botrytis fue el que presentó la mayor concentración de esporas en el aire. Le siguen el del oidio y el del mildiu. Monterrei y Ribeira Sacra fueron las áreas donde se alcanzaron los niveles más altos, niveles que se observaron, sobre todo, en primavera y a finales de verano”, explicó Carmen Martínez Rodríguez, investigadora del CSIC. Sin embargo, un hecho que llamó la atención del equipo fue que “cuando aumentó la presencia de esporas de botrytis disminuyó la de mildiu. En nuestra opinión, y a la espera de profundizar más en el asunto, esto puede indicar la existencia de un cierto antagonismo entre ellas”, añadió la doctora.
Los científicos también han prestado mucha atención a la relación entre la concentración de esporas en el aire de los viñedos, las condiciones climáticas y la incidencia de la enfermedad en la planta. “Aunque haya una elevada concentración de esporas en el aire, el ataque a las cepas se produce solo si se dan unas condiciones climáticas favorables, condiciones que difieren para cada uno de los tres tipos de hongos estudiados. Así, por ejemplo, la lluvia no influyó tanto en la aparición de botrytis, como pudo influir el punto de rocío”, explicó Martínez.
Por otra parte han estudiado la existencia de razas en algunos patógenos analizados –a través del ADN y microscopía– y en los próximos meses el eje central de la investigación versará sobre el estudio de la virulencia de cada una de estas en la cinco DDOO.
La iniciativa está financiada por la Fundación Juana de Vega –nacida en 1872 con el fin de contribuir al desarrollo del rural gallego–, pero cuenta con la colaboración de bodegas de las denominaciones. En la presentación de la primera fase, Martínez estuvo acompañada por su presidente, Enrique Sáez, su director, José Manuel Andrade, y su colega y científico del CSIC, José Luis Santiago. n

Comentarios