lunes 24.02.2020

Comienza el levantamiento de los muros del futuro colegio de O Revel

Las obras comenzaron el pasado mes de noviembre y deben estar listas para el próximo curso
Estado de las obras del futuro colegio de O Revel | cedida
Estado de las obras del futuro colegio de O Revel | cedida

Las obras del colegio de O Revel afrontarán en las próximas semanas el levantamiento de los primeros muros del centro educativo que dará una mayor visibilidad a los trabajos.

En los últimos meses, las tareas se centraron en la limpieza de la parcela de 14.000 metros cuadrados; la retirada de maleza y eliminación de arbustos y otras plantas sin valor ecológico, así como el desmonte del terreno y movimiento de tierras para preparar y regularizar el firme. También se procedió a la excavación de 7.000 metros cúbicos de tierras de la zona donde se ubicará el sótano (631 metros cuadrados) que albergará las instalaciones del edificio, como el cuarto de calefacción y biomasa, en la zona este del sótano y en el lado opuesto, el oeste, el gimnasio del colegio y la construcción de 268 micropilotes de cimentación y estabilización del terreno, una labor muy difícil pues coincidió con los momentos en los que llovió más. A estos trabajos le siguió el resto de la cimentación del edificio.      

Ahora mismo, las obras se centran la instalación de los tubos drenaje y recogida de agua y red de saneamiento del edificio que es el punto en el que ahora se encuentran las obras.  

Cabe recordar que la Xunta adjudicó por 4.557.247 euros la construcción del futuro colegio de O Revel, un precio muy inferior al de licitación, 5.138.980,53 euros. La oferta de la empresa Constructora San Jose proponía además una reducción en el el plazo de ejecución de los trabajos a doce meses, un mes menos de lo previsto. De todos modos, pese a las previsiones, parece ya imposible que la obra esté concluida para el inicio del próximo curso 2020-2021. El nuevo CEIP, con capacidad para 450 alumnos, dará respuesta a las necesidades de escolarización de una zona en la que el centro de referencia es el CEIP Crucero, muy antiguo. El colegio albergará 18 aulas docentes (6 de Infantil y 12 de Primaria), 4 aulas de apoyo educativo, aula de usos múltiples, biblioteca, aulas de informática y música, gimnasio y comedor, así como una zona de administración que incluirá despacho del director, del jefe de estudios y de coordinación y orientación, secretaría y archivos, sala de profesores, ANPAS, aseos y conserjería. El edificio se estructurará en tres plantas, pequeño semisótano, planta baja y primera. En la planta semisótano se situarán las zonas de instalaciones y el gimnasio, mientras que la planta baja albergará los accesos al centro, la sala de comedor-usos múltiples, sala de profesores, administración, aulas de infantil y desdoble, así como la biblioteca, aula de informática y un gran patio central. En la planta primera estarán las aulas de primaria, la de música y la de orientación.

Comentarios