sábado 21.09.2019

Comunican a Patrimonio el hallazgo en Fefiñáns para realizar nuevas catas

El Concello de Cambados quiere compatibilizar la continuación de la obra de soterrado de los tendidos eléctricos en el entorno de la Praza de Fefiñáns con unas catas arqueológicas que permitan buscar nuevos elementos e investigar la historia de los muros desconocidos que aparecieron hace unos días en el subsuelo de la calle Real.

La excavación para el cableado avanza en la plaza mientras documentan los restos en la calle Real | gonzalo salgado
La excavación para el cableado avanza en la plaza mientras documentan los restos en la calle Real | gonzalo salgado


El concejal de Obras, José Ramón Abal, indicaba ayer que la actuación con cargo al Plan Concellos, para enterrar los cables, sigue “a bo ritmo” en la plaza, donde las zanjas se han prácticamente terminado sin que hayan aparecido nuevos restos arqueológicos. No obstante, la actuación en el tramo de la calle Real donde se encontraron los elementos pétreos está momentáneamente a la espera.
El Concello prepara estos días un oficio en el que dar oficialmente cuenta a Patrimonio del hallazgo. El documento será firmado por la arquitecta municipal y demás técnicos del Ayuntamiento, para remitirse a la entidad dependiente de la Xunta, que debe ser la que autorice los siguientes pasos a dar en el entorno.
Abal Varela señala que la intención del gobierno local es ampliar la búsqueda, en esta área, de restos o elementos que permitan aportar más información sobre los hallazgos. Se trata, valoró, de “un feito importantísimo”, ya que es la “primeira vez que aparece algo así” en este lugar cambadés. El edil espera que los estudios por venir permitan “aportar luz sobre como era urbanisticamente Fefiñáns” en el pasado.
Arco o construcción anexa
Por ahora sigue siendo desconocida la naturaleza original de estos muros de mampostería, de unos setenta centímetros de espesor, aparecidos en los últimos días en la calle Real.
Las dos hipótesis manejadas por el momento, recordaba ayer el concejal, son la de que se trate de posibles restos de un arco perdido del recinto o bien que sea parte de la estructura de alguna vivienda o construcción anexa al pazo.
En todo caso, la Concellería de Obras quiere seguir adelante con el proyecto original, el soterrado de cables, ya que de lo contrario peligrarían los fondos provinciales concedidos.
En principio no habrá problema para su canalización, por uno de los laterales de los muros, sin llegar a alterar las construcciones encontradas, detalló ayer el concejal del departamento. l

Comentarios