viernes 7/8/20

Derogan su condena al considerar no probado que agrediese a una vecina que sufrió golpes y pérdida de dientes

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha absuelto a un vecino de Meis de un delito de lesiones por el que había sido condenado a seis meses de cárcel, 1.466 euros de responsabilidad civil más intereses,

Una vista del Palacio de Justicia de Pontevedra	d.a.
Una vista del Palacio de Justicia de Pontevedra d.a.

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha absuelto a un vecino de Meis de un delito de lesiones por el que había sido condenado a seis meses de cárcel, 1.466 euros de responsabilidad civil más intereses, orden de alejamiento y pago de un tratamiento odontológico a la que fue declarada en primera instancia como supuesta víctima de una agresión por parte de este encausado.
Se trata de dos vecinos de Meis, cuyos hechos a enjuiciar se remontan a diciembre de 2014.
La sentencia ahora revocada recogía que el acusado acudió a la puerta del domicilio de su supuesta víctima, en Vilar (A Armenteira). Al abrir la mujer, el hombre la habría agarrado por un brazo y le habría dado un puñetazo en la cara, tirando con ella al suelo para seguir golpeándola. Poco después, ella fue atendida en el Complejo Hospitalario de Pontevedra y se refirió que presentaba una erosión en la cadera y pierna, hematomas en la cara, contusión nasal, pérdida de una pieza molar e inestabilidad de dos incisivos.
Sin embargo, la Audiencia Provincial considera nulo este relato de hechos y la propia condena, al asegurar que el juez de primera instancia solo tuvo en cuenta el testimonio de la supuesta víctima. Además, un informe forense no pudo concretar si las lesiones fueron fruto de una agresión o de una caída por unas escaleras, como el varón sostuvo. “Como la forense refiere, tan posible es un mecanismo lesional como el otro”, concluye la sala.
Por ello, la Audiencia ve insuficiente la carga de prueba para sostener la condena y absolvió al inicialmente acusado, estimando su recurso de apelación y liberándolo también del pago de costas procesales. Ya no cabe ningún otro recurso ordinario.

Comentarios