jueves 12.12.2019

Durán, “tranquilo” por el “chacha para todo” al enfrentarse solo a una multa

El regidor recuerda que la querella inicial era “por delito de odio” y ahora “la mandaron al cuerno con todo eso”
El alcalde, durante una comparecencia en la que cargó contra la entidad provincial al hilo de esta polémica  | g. salgado
El alcalde, durante una comparecencia en la que cargó contra la entidad provincial al hilo de esta polémica | g. salgado

El alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, respondía ayer a preguntas sobre la decisión del juzgado de Instrucción número 3 de Pontevedra de continuar la causa contra él por la famosa declaración en la que llamaba a la presidenta provincial, Carmela Silva, “chacha para todo de Abel Caballero”.

El regidor se mostró “tranquilo”, al conocer que, inicialmente, la querella se planteaba por un presunto delito de odio, mientras la calificación jurídica que ahora se le da al caso es la de un presunto delito leve de falta de respeto y consideración debida a la autoridad, lo que, en el peor de los escenarios posibles para él, le supondría una sanción de entre uno y tres meses.

En ello ahondó ayer, en la rebaja del tipo penal, refiriéndose a “aquel delito que querían montar”. “Me pedía por delito de odio y la mandaron al cuerno con todo eso”, valoró. A continuación insistió en que el asunto “se va a sustanciar con unas faltas”, en alusión a la antigua tipificación de este ilícito como tal, antes de la reforma del Código Penal de 2015, que suprimió el concepto de falta, para convertir éstas en delitos leves.

“¿Qué me están asustando ahora? ¿Que me van a meter una multa de 200 euros?”, dijo restando importancia a una posible condena, para matizar a continuación que “aparte, estoy seguro que no me condenan, ni a la multa. Ni eso les sale bien”, sentenció sobre el interés que percibe desde el PSOE para perjudicarlo.

“Ganar votos en juzgados”

Añadía, de hecho, que “estoy totalmente tranquilo”. “Yo creo que quien está más intranquilo es el PSOE. Y hablaremos en su momento. Porque mientras esté en el juzgado, no hablo”, señaló sobre su habitual norma de no ahondar en valoraciones sobre asuntos judicializados, en tanto no se emita una sentencia.

Eso sí, aún se refirió en una última respuesta al PSOE, al afirmar que, para los socialistas “el problema soy yo”, lo que “les quedaba en esta comarca para cargarse”. “En la Mancomunidade, en todos lados, el problema soy yo. Fin”, sentenció considerando que existe una suerte de fijación en las filas del partido izquierdista por intentar hacer mella política en él.

A este respecto, e insistiendo en la rebaja de la tipificación penal inicialmente planteada contra él, añadió sobre los socialistas que “lo siento por ellos”. “Hay que ganar las elecciones en las urnas, no en los juzgados”, “ni robando los votos en la Mancomunidade”, atacó, cargando una vez más por lo que cree un caso de transfuguismo político.

Comentarios