Educación completa el grueso de la modernización del Julia Becerra Malvar con 842.000 euros

El delegado de la Xunta, el jefe territorial y el alcalde de Ribadumia visitaron ayer el colegio | gonzalo salgado

La Xunta da por concluido el grueso de la obra de modernización del colegio de Ribadumia. A falta de algunos “pequenos detalles”, el Julia Becerra Malvar estrena actualización tras una actuación en la que se invirtieron unos 842.000 euros. La obra fue largamente demandada, por cuanto algunos de los edificios del centro datan de hace cuarenta años y en todo este tiempo apenas habían recibido actuaciones de puesta al día.


El delegado de la Xunta en Pontevedra, Luis López; el jefe territorial de Educación, César Pérez; así como el alcalde, David Castro, encabezaron ayer una comitiva que completaron ANPA y dirección y que quiso ver de primera mano el resultado del proyecto. Allí comprobaron las labores ejecutadas durante los últimos meses, que incluyeron actuaciones en fachadas, cubiertas, carpinterías exteriores, ventanas, mejora del aislamiento, de la iluminación, accesibilidad, cambio del sistema de calefacción y, en general, la apuesta por crear espacios polivalentes.


Este fue uno de los criterios introducidos por la administración, que ahora en cada obra para nuevos centros educativos o de importante reforma de los existentes trata de seguir el llamado “Plan de Nova Arquitectura Pedagóxica”. No solo se trata de hacer espacios susceptibles de diferentes usos —según las necesidades de cada momento—, sino de buscar una mayor eficiencia energética, lo que se traduce en un ahorro de gasto corriente.


El edificio central

El inmueble central, el de mayor antigüedad, fue el que se benefició de la mayor parte de la actuación. Allí se cambió la mayor parte de las carpinterías exteriores, se renovó la fachada, introduciendo cámara de aire; se renovaron las cubiertas, se instalaron falsos techos con acondicionamiento acústico y se colocaron luminarias de bajo consumo, led, además dotados de detectores de presencia. Igualmente, se habilitó un ascensor con pasarela, para avanzar en accesibilidad, y se eliminó el antiguo depósito de gasóleo.


Segundo y tercer edificio

Por su parte, en el segundo edificio, otro de los más antiguos, también se actuó en las fachadas, cubiertas, falsos techos y en la instalación de leds. Finalmente, en el tercer inmueble, el que alberga Educación Infantil y que fue construido más recientemente, hace unos diez años, se repitió la mejora de las fachadas y de las luminarias y se instaló una nueva red de calefacción de biomasa, más eficiente con respecto al anterior sistema, eléctrico.


Luis López destacó que la obra era “moi necesaria” y ahora supondrá más “comodidade para alumnos, docentes e persoal”, gracias a unos resultados que buscaron incrementar “a eficiencia, a amplitude, a polivalencia e a funcionalidade”.

Educación completa el grueso de la modernización del Julia Becerra Malvar con 842.000 euros

Te puede interesar