martes 10.12.2019

El fiscal pide la libre absolución del arquitecto municipal y aparejadores en el caso del edificio de Castelao

El fiscal de la Audiencia Provincial de Pontevedra, Manuel Jesús Touriño Araújo, pide la libre absolución para el arquitecto municipal de O Grove, Alfonso Estévez Salazar

Vistas de la fachada de la Audiencia Provincial | g.s.
Vistas de la fachada de la Audiencia Provincial | g.s.

El fiscal de la Audiencia Provincial de Pontevedra, Manuel Jesús Touriño Araújo, pide la libre absolución para el arquitecto municipal de O Grove, Alfonso Estévez Salazar, así como para los promotores y aparejadores que dieron luz verde al polémico edificio número 171 en la calle Castelao. El juicio por este asunto se celebrará el próximo martes en la que comparecerán como denunciados el promotor Óscar Colmenero por un posible delito de estafa; a los aparejadores Julia Vilas Cruz y Juan Fernández Durán por haber emitido un certificado final de obra a sabiendas de que la obra ejecutada no se correspondía con la que otorgaron las correspondientes licencias un delito de falsedad y al arquitecto municipal por informar favorablemente la licencia de primera ocupación a sabiendas de su falsedad y un delito de prevaricación urbanística.
Sin embargo, el fiscal no ve delito en el caso del promotor al “no concurrir indicios suficientes de que los hechos denunciados constituyan delito que pueda resultar imputable al acusado”. Así señala en su escrito, “el denunciado ha realizado una operación habitual en el tráfico mercantil, como es la de obtener liquidez mediante la constitución de una hipoteca para realizar un edificio” y con respecto a la “supuesta estafa en el incumplimiento de las condiciones pactadas y como ya decíamos en nuestro informe de fecha 25 de marzo de 2011 nos encontramos ante un supuesto civil que escapa de la esfera penal”.
En cuanto a los aparejadores, el fiscal señala que “podemos tener serias dudas si se podría encuadrar en la figura delictiva de falsedad docuemntal o simplemente en falseda de un particular por cuanto el aquitecto y el técnico, pese a ser equiparados en las norms hipotecarias son profesionales liberales y no funcionarios”.Sin embargo, según el informe del perito, el fiscal concluye que d”dicho incumplimiento sería mínimo y no habría de tener relevacia penal.
En cuanto al delito de prevaricación urbanística atribuido al arquitecto municipal por cinformar favorablemente de la licencia de primera ocupación a sabiendas de su falsedad, el fiscal se remite s lo informado en relación a los hechos atribuidos a los aparejadores al ser las deficiencias de “escasa diferencia con el proyecto presentado”. En ese sentido, el fiscal inciden en que “existe abundante jurisprudencia que en cuanto al otorgamiento de licencias, en particular de primera ocupación, que establecen que la existencia de deficiencias de poco calado que conllevan que las partes debieron solucionar el problema en la vía administrativa, sin dar lugar a un proceso judicial, siendo a los tribunales de lo contencioso administrativo, donde los querellantes podrían haber acudido”.
Subasta desierta
El edificio salía a subasta pública el pasado mes de febrero y así lo recoge el Boletín Oficial del Estado en dies lotes, uno por cada piso. Cada uno de los lotes se saldó el pasado mes de marzo sin ningún tipo de puja excepto el número 16 que recibió una oferta máxima 5.7062,5 euros. En la subasta se indica que lasviviendas se encuentran en un edificio en construcción. l

Comentarios