martes 27/10/20

O GROVE - Alfredo Bea compara la defensa del documento que realizó Cacabelos en el Pleno “co conto da leiteira”

El gobierno en minoría del Partido Socialista en O Grove se llevó en el pasado Pleno uno de sus mayores varapalos. Fue incapaz de aprobar los presupuestos correspondientes a 2016 porque no encontró aliados en ninguno de los grupos que conforman la oposición.

El gobierno en minoría del Partido Socialista en O Grove se llevó en el pasado Pleno uno de sus mayores varapalos. Fue incapaz de aprobar los presupuestos correspondientes a 2016 porque no encontró aliados en ninguno de los grupos que conforman la oposición. Ni los de izquierda, ni los del centro ni los de la derecha quisieron saber nada del documento que José Antonio Cacabelos defendía como necesario para trazar el futuro inmediato del municipio.
Los partidos de izquierda, Esquerda Unida y BNG, echaban de menos políticas sociales más activas, así como municipalizaciones de servicios, mejoras en algunas calles y la creación de algunas plazas como la de técnico de turismo.
Cacabelos sabía de antemano que el PP votaría en contra de sus propuestas, por lo que solo le quedaba la baza del PGD de Alfredo Bea, el concejal que fue clave en la aprobación del prespuesto de 2015 y antes en la de las liberalizaciones y remuneraciones de los concejales del grupo de gobierno.
En este caso también conocía con anterioridad qué tendría que incluir en el documento para conseguir su apoyo, puesto que esta formación se caracteriza por favorecer la gobernabilidad, según indicó su edil en reiteradas ocasiones. Sin embargo, el presupuesto presentado el lunes en el Pleno no incluía una partida específica para los salarios de los integrantes de Protección Civil (273.000 euros anuales) ni un número adecuado, con sus gastos correspondientes, de socorristas para atender las playas del municipio con bandera azul.
Ante estas circunstancias, el PGD argumentó una posición contraria que mantuvo durante las más de dos horas de debate sobre el asunto. El alcalde apelaba a la responsabilidad de este concejal de la oposición, otrora duramente criticado, a quien pidió su confianza, algo que, sin papeles encima de la mesa, no pudo conseguir.
Alfredo Bea se mostró dispuesto a dialogar sobre un documento “no que os números estean enriba da mesa” y en el que se contemple que “os salarios dos trece membros de Protección Civil están garantizados para todo o ano”, algo que “no orzamento non figura”. El concejal del PGD sostiene que los malabarismos exhibidos durante el debate por el alcalde para conseguir los recursos necesarios “non son máis que unha extensión do conto da leiteira”, porque Cacabelos se presentó en el Pleno “sen facer números”. Por esta razón, le recuerda que “gobernar é tomar decisións” y que eso significa que “ao mellor non pode contentar a todos porque hai que recortar duns sitios para investir noutros, pero esa é a súa responsabilidade como rexedor”.
Asimismo, expuso que, además de garantizar el salario de Protección Civil también tendría que presentar un documento con el coste que supone la contratación de todos los socorristas que precisa el municipio para atender a las playas con bandera azul. “O orzamento ten que ser claro cos números, porque todo o demais son interpretacións do conto da leiteira”, destaca Alfredo Bea, portavoz del PGD.

Comentarios