domingo 9/8/20

El Juzgado archiva el caso de las facturas falsas denunciadas por el excontable de la Cofradía

El Juzgado de Cambados ha decretado el sobreseimiento provisional del caso de las facturas falsas denunciado por el excontabl de la Cofradía San Martiño de O Grove, al considerar que los hechos “no resultan acreditados”.

El Juzgado de Cambados ha decretado el sobreseimiento provisional del caso de las facturas falsas denunciado por el excontabl de la Cofradía San Martiño de O Grove, al considerar que los hechos “no resultan acreditados”.
En el mismo auto el juez ordena incoar diligencias previas contra el extrabajador del pósito por un presunto delito de denuncia falsa, al considerar que el procedimiento iniciado por el excontable “tenía por finalidad paralizar el juicio verbal cuya vista estaba señalada para el 10 de abril de 2013”.
Uno de los argumentos que emplea el juez para no dar credibilidad al excontable de la Cofradía reside en que el propio Fabricio F.A. “en el ejercicio de sus funciones debía asentar y contabilizar todas las facturas”, por lo que “ha tenido acceso a todas las facturas reclamadas en el juicio verbal”, tal y como recoge el auto, según las declaraciones de los testigos.
Además, en el texto el juez apunta que “no es creíble que haya tenido conocimiento de estas facturas con el traslado de la citada demanda”.
Una de las testigos, empleada de la Cofradía, explicó que, como consecuencia de la acumulación de facturas que el excontable tenía sin pagar le comunicó en varias ocasiones esta circunstancia, alegando el extrabajador que “estaba pasando un mal momento y que pagaría poco a poco”.
Algo similar aseguró Fabricio F.A. en otra ocasión en presencia del patrón mayor cuando se le reclamó la deuda que mantenía con el pósito, tal y como aseguraron los testigos y recoge el juez en el auto.
Una de las empleadas de la Cofradía explicó en su declaración que a finales de año le comunicaba al denunciante los importes totales que adeudaba cada cliente para que éste procediese al cierre contable del año, por lo que el juez determina que “es lógico concluir que el denunciante tuviese acceso y conociese las facturas que ahora denuncia como falsas.
Teniendo en cuenta todos estos argumentos y que Fabricio F.A. era contable en aquel momento de la Cofradía y, por tanto, tenía acceso a todas las facturas, el juez considera que los hechos denunciados no pueden ser probados y, además, entiende que el extrabajador del pósito podría haber incurrido en un presunto delito de denuncia falsa con el único objetivo de retrasar la vista oral pendiente de celebración y en la que deberá responder por un presunto desfalco cometido en la Cofradía San Martiño.

Comentarios