jueves 26/11/20

La denegación de un permiso para resembrar enfrenta a los mariscadores de a flote con la Cofradía

La disparidad de criterios a la hora de regir los destinos de la Cofradía de O Grove ha vuelto a desencadenar un nuevo enfrentamiento entre el vicepatrón segundo con el patrón mayor.

La disparidad de criterios a la hora de regir los destinos de la Cofradía de O Grove ha vuelto a desencadenar un nuevo enfrentamiento entre el vicepatrón segundo con el patrón mayor y la cicepatrona primera. En esta ocasión, el motivo fue la negación de un permiso a los mariscadores de a flote para la realización de unas labores de acondicionamiento y limpieza en la zona de Loraña, previstas para hoy.
Los afectados aseguran que realizaron la solicitud en tiempo y forma, concretamente en el mes de enero, y que cuando tenían todo programado para esa labor, una la siembra de marisco en Loraña, se encontraron con la negativa de la vicepatrona mayor alegando, según indican, que “lles prohíbe o uso de medios mecánicos a colectivo de a flote”, a pesar de que serían necesarios para esta labor en concreto.
Esta situación ha enervado los ánimos de los rañeiros, que ya convocaron una reunión de urgencia para el próximo lunes en la que la directiva informará a los socios sobre el problema y se analizarán las acciones que adoptarán de forma colectiva.
La primera medida fue la presentación de un escrito firmado por los integrantes de la Xunta Xeral que se sienten “agraviados”, y que representan, según exponen, a los colectivos de armadores, de a flote, recursos específicos, pesca de bajura y tripulantes.
Remarcan en este sentido que  desde su toma de posesión no se garantizan sus derechos básicos, ni reciben información detallada y que no colaboran con el colectivo de mariscadores de a flote, con negativas a sus requerimientos acerca de la planificación sobre el servicio de vigilancia o el acceso al uso de vehículos, embarcaciones o aperos para labores de siembra.
En el escrito remitido por los afectados a la Cofradía preguntan los motivos por los que no se tramitaron los permisos solicitados por los mariscadores de a flote y por qué la vicepatrona mayor les negó el permiso para utilizar vehículos, lanchas y tractores.
Los integrantes de la Xunta Xeral que se sienten agraviados por las decisiones del Cabildo esperan que la Cofradía les conteste en un plazo de cuatro días a todas estas cuestiones.

Comentarios