A Illa estrena servicio de alquiler de bicicletas con 27 unidades y gratuidad para los empadronados

Concejales del Concello de A Illa con algunas de las bicicletas del servicio de alquiler que empezó a funcionar ayer | g.salgado

El Concello de A Illa de Arousa ha puesto en funcionamiento sus tres estaciones del servicio de alquiler de bicicletas, que espera sean las primeras de muchas otras para reducir el uso del coche en el municipio. Son un total de 27 vehículos y los empadronados podrán disfrutarlos gratuitamente. Para el resto hay bonos de todo tipo, con precios de 22 a 46 euros y también posibilidad de usarlas por horas, con un precio de 1,5 euros la fracción.


El concejal de Servizos, Luis Arosa, explicó que el servicio funciona con una aplicación móvil llamada “biciarousa” y que es “moi sinxela de empregar e intuitiva”. En el caso de los beneficiarios de la gratuidad, será preciso esperar a una verificación por parte del Concello, pues es necesario contrastar los datos con el padrón, pero solo será necesario hacer el trámite una vez.


Horarios

En cuanto a los bonos, el anual tiene un precio de 88 euros, el mensual de 46 y el semanal de 22. Y los que la necesiten menos tiempo, pueden hacerlo pagando a 1,5 euros la hora, aunque deberán dejar una fianza de 100 euros que se le devolverá una vez que la bicicleta vuelva a estar en la estación. Las tres habilitadas están en O Regueiro, Carreirón y O Bao y el horario de funcionamiento del servicio será de 8 a 23 horas. Arosa indicó que no descartan dejarlo durante las 24 horas, pero “polo momento imos probar con esta franxa polo temor a que se produzan actos vandálicos”.


En total, son 12 eléctricas y 15 normales, pero el Concello tiene en mente ampliar el número y también las estaciones de recogida y entrega a lugares como, por ejemplo, Area da Secada o el colegio, para que los escolares vayan a clase en este medio de transporte, pero sería una segunda fase del plan. De hecho, ahora mismo es más bien un proyecto piloto para ver cómo funciona, pero esperan que sea exitoso y “cada vez se use menos o coche”.


El concejal cree además que es muy útil sobre todo en verano, como ahora, que “xa estamos saturados” de tráfico, añadió. Y es que, por ejemplo, quienes vayan a la playa pueden dejar el coche en otro lugar y acudir al centro sin la preocupación de dónde aparcar.


Financiación europea

Arosa también explicó que finalmente han decidido no cobrar a los vecinos porque, al fin y al cabo, el proyecto está sufragado con fondos públicos. En concreto, esta actuación y otras, como el vial de Agro da Torre y la habilitación de sendas ciclables, se han sufragado con un proyecto europeo que concedió un millón de euros al municipio. En el caso de este servicio, el coste ha sido de 80.000 euros, aproximadamente.


Antes de su puesta en marcha, el Ayuntamiento estuvo realizando diferentes pruebas con miembros del gobierno e incluso vecinos para ajustar, entre otras cosas, la pasarela de pago.

A Illa estrena servicio de alquiler de bicicletas con 27 unidades y gratuidad para los empadronados

Te puede interesar