sábado 20.07.2019

El nuevo diseño del edificio náutico recibe la bendición y al final costará 1,7 millones

El Concello, la Diputación, el Club de Piragüismo de A Illa y la Asociación Dorna consensuaron ayer el proyecto definitivo para la construcción del edificio de usos náuticos que se ubicará en una parcela municipal en O Bao, ahora aparcamiento, junto al conocido bar Oasis.

Vista del diseño cuya seña de identidad será una cubierta en forma de vela
Vista del diseño cuya seña de identidad será una cubierta en forma de vela

El Concello, la Diputación, el Club de Piragüismo de A Illa y la Asociación Dorna consensuaron ayer el proyecto definitivo para la construcción del edificio de usos náuticos que se ubicará en una parcela municipal en O Bao, ahora aparcamiento, junto al conocido bar Oasis. El diseño difiere bastante del inicial –era acristalado– que fue elegido mediante un concurso de ideas, pero el ganador claudicó y hubo que empezar de nuevo. De hecho, el presupuesto aumentará hasta los 1,7 millones (inicialmente se estimó en 1,2 millones) y su seña de identidad será una cubierta en forma de vela.  

La presentación del proyecto final tuvo lugar en la propia finca donde se situará el inmueble de 1.600 metros cuadrados con la presencia de autoridades locales, encabezadas por el alcalde, Manuel Vázquez, el presidente de la Diputación, Rafael Louzán, así como representantes de los colectivos  usuarios. Todos le dieron su bendición y lamentaron el retraso sufrido por la renuncia del estudio de Nigrán, pero hablando de plazos, Louzán manifestó, aunque desde la cautela, que espera sacarlo a licitación hacia finales de mayo y adjudicar su construcción en julio, como muy tarde. Y en cuanto al plazo de ejecución se espera que esté listo en dos meses. A este respecto el titular de la institución provincial garantizó que las elecciones municipales no detendrán el proyecto. “Deixaremos ben atado ese esforzo maior que teremos que facer porque, á financiación inicial de 1,2 millones, haberá que aumentar pequenas cantidades e pensamos que o orzamento se irá aos 1,7 millóns”, declaró.

Vázquez destacó que a pesar de los contratiempos, la solución fue bastante rápida y agradeció la implicación de la Diputación en la consecución de esta demanda histórica para la villa.

Por su parte, los representantes del Club de Piragüismo y de la Asociación Dorna mostraron su conformidad, aunque todavía quieren cerrar pequeños detalles con el arquitecto provincial, Enrique Pérez-Ardá, y la arquitecta municipal, Pastora Parada, quienes asumieron la redacción del nuevo proyecto. El presidente de este último, Salvador Allo, lo calificó como un espacio funcional e incluso ya se le ocurrió la posibilidad de exponer a diario una dorna en la parte exterior. Además le informaron de que contarán con espacio de almacenaje para 60 dornas (ahora tienen 50) y que podrá ampliarse en un futuro. Su homólogo del Club, Arturo Paz, también dio su visto bueno, pero  recalcando las prioridades de los usuarios.

Comentarios