viernes 29.05.2020

La nueva depuradora en el río Umia entrará en funcionamiento en verano

La nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR) en Covas de Lobos, entre Ribadumia y Cambados, comenzará a funcionar este verano para dar servicio a cerca de 15.000 vecinos de toda la comarca.
 

las autoridades visitaron ayer la planta e instalaciones en covas de lobos, en las que resta solo la llegada del tendido eléctrico emilio moldes
las autoridades visitaron ayer la planta e instalaciones en covas de lobos, en las que resta solo la llegada del tendido eléctrico emilio moldes

La nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR) en Covas de Lobos, entre Ribadumia y Cambados, comenzará a funcionar este verano para dar servicio a cerca de 15.000 vecinos de toda la comarca.
Esta es la previsión que maneja la administración autonómica y que ayer fue anunciada en una visita a la planta del presidente de la Diputación, Rafael Louzán, y del conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, acompañados por el delegado de la Xunta, Cores Tourís, y alcaldes de O Salnés, además del presidente de la Mancomunidade, Gonzalo Durán.
Los técnicos estiman que restan actualmente unos cinco meses de obra, aunque las autoridades creen que si el tiempo sigue acompañando las labores podrán terminarse antes, “entre xullo e agosto”. Lo único que quedaría pendiente es la llegada del tendido eléctrico, para concluir una inversión de alrededor de ocho millones de euros.
Estas nuevas instalaciones permitirán reordenar el bombeo de aguas residuales en el corazón de la comarca, aliviando la saturación de la actual planta de tratamiento en Cambados.
Se beneficiarán de estas mejoras vecinos de los ayuntamientos de Ribadumia, Cambados, Vilanova, Vilagarcía y también los polígonos industriales circundantes.

características
Las nuevas redes hidráulicas serán capaz de procesar 5.000 metros cúbicos de agua al día, con un volumen de 185 litros por segundo.
Los últimos cambios de conducciones realizados gracias a la concentración parcelaria en la zona permitieron un más eficiente bombeo, que ahorrará alrededor del 50% de la potencia inicialmente prevista, pasando de 140 kilovatios a 70. Además, se han instalado 700 metros de nuevos colectores sanitarios para dar servicio de alcantarillado a las viviendas del entorno.
La plata tiene tres niveles de depuración. En el primero se dejan atrás residuos sólidos para evitar atascos, a través de un sistema de rejillas, flotación y decantación. En el segundo, se elimina la contaminación orgánica por medio de reactivos biológicos similares a los de una fosa séptica. Finalmente, se filtran residuos específicos como nitratos, fosfatos y lodos.

Comentarios