miércoles 13.11.2019

Licitan la humanización de las calles Pontevedra y Ourense por 147.712 euros y dos años después de aprobarla

Ambas están muy deterioradas y las obras mejorarán su imagen, la accesibilidad y los servicios básicos
La calzada de la calle Ourense usará el adoquín empleado en calles aledañas | m.f.
La calzada de la calle Ourense usará el adoquín empleado en calles aledañas | m.f.

El atasco administrativo que venía sufriendo el Concello ante la falta estabilidad en la cobertura de plazas de técnicos parece que se va solventando. De hecho, acaba de sacar a licitación los proyectos de humanización de las calles Pontevedra y Ourense aprobados hace más de dos años y financiados íntegramente con el Plan Concellos 2017. El precio de salida es de 147.712 euros, el plazo de ejecución es de dos meses por calle y supondrá mejorar las deficiencias que presentan y unificar el diseño de estos viales con el resto del entorno de la Casa Consistorial.


La contratación se hace a través de un único procedimiento, pero dividido en dos lotes. Toda la documentación está disponible en el Portal de Transparencia del Concello a disposición de vecinos y empresas interesadas, que tienen hasta el día 28 para presentar sus ofertas, al igual que otros concursos, información sobre cobro de tasas, etc. El objetivo es unificar el diseño respecto a otras vías del entorno, así como acabar con los estrechamientos de aceras que, en tramos llegan a los 90 centímetros, y las losetas levantadas que dificultan el paso de peatones y presentan abundante suciedad. La calzada para los coches también está en mal estado.

Adoquines y losas
Así, está previsto habilitar aceras con losas de granito gris alba con una sección mínima de 1,80 metros y, en el caso de la Rúa Pontevedra, será preciso anular algunas zonas de aparcamiento que “non cumprían as dimensións mínimas” y provocaban esos estrechamientos.
En cuanto al vial, se aplicará un pavimento con adoquines de piedra rústica de color gris y estará al mismo nivel que la zona de paso de peatones, pues otro de los objetivo es mejorar la accesibilidad. De hecho, los cajetines para los árboles de Ourense se mantendrán en la misma ubicación, pero no se colocará ningún borde de delimitación que pueda entorpecer el paso de personas.

Separativa de saneamiento
También se va a instalar una red separativa de pluviales y fecales pues actualmente solo hay una tubería para ambas. Esto supondrá la colocación de nuevas arquetas y pozos de registro. Asimismo se renovará la red de alumbrado público con la instalación de nuevas farolas con iluminación led de bajo consumo para mejorar la eficiencia energética de las calles. En ambos casos también se van a colocar cubrecontenedores para reducir el impacto visual.


La inversión más elevada prevista se corresponde con la calle Pontevedra con 79.802 euros donde además se colocarán 25 bolardos de acero, mientras que en Ourense, se instalarán 36, pero de forja negra, además de dos papeleras. En este caso, la inversión prevista es de 67.909 euros.

Cada lote tiene un plazo de ejecución de dos meses y serán financiados con cargo al Plan Concellos de 2017 de la Diputación. El proyecto fue aprobado en marzo de ese año.

Comentarios