viernes 21.02.2020

Major y Montalvo se integran en un plan de protección de ecosistemas dunares

La Concellería de Medio Ambiente, que dirige Coral González-Haba, ha puesto en marcha una iniciativa que tiene un doble objetivo: por una parte concienciar a los usuarios de las playas de la importancia de no retirar las algas y por otra compatibilizar el turismo con la conservación de los ecosistemas dunares.

La Concellería de Medio Ambiente, que dirige Coral González-Haba, ha puesto en marcha una iniciativa que tiene un doble objetivo: por una parte concienciar a los usuarios de las playas de la importancia de no retirar las algas y por otra compatibilizar el turismo con la conservación de los ecosistemas dunares. Se trata de una campaña en colaboración con SEO Birdlife que cuenta con el apoyo económico de la Diputación a través de una ayuda enmarcada en el Plan Concellos.
“Valor ecolóxico de praias e dunas” es una campaña informativa que trata de destacar el valor ecológico de las playas con dunas buscando un mejor estado de conservación. La iniciativa se centra sobre todo en dos, Montalvo y  Major.
Para esta campaña se hicieron carteles y dípticos en los que se explican los valores de estas playas con presencia de especies protegidas como el chorlitejo patinegro o “píllara das dunas”, además de informar a los usuarios de que se aplicará un tratamiento diferente que en el resto de los arenales, manteniendo las algas en la playa para garantizar el equilibrio ecológico de estas zonas tan importantes para la biodiversidad.Desde la Concejalía de Medio Ambiente recuerdan que las algas “no son basura”, sino que son la base de la vida en los arenales como ya hace semanas lo hizo el Concello do Grove a través de un bando.
Por ello, esta iniciativa puesta en marcha por Coral González-Haba, tratará de que los usuarios vean las playas como ecosistemas naturales y vivos, por lo que deben tratarse de forma respetuosa para que conserven su buena salud, ya que de ello se beneficia la sociedad en general. Las algas que llegan a la arena son el alimento para ese ecosistema y retienen la arena que arrastra el viento favoreciendo la conservación de playas y dunas. La retirada artificial de las algas, provoca una grave alteración ecológica por lo que Coral González-Haba aplicará a Montalvo y Major las directrices marcadas para estos espacios por la Xunta de Galicia, que insiste en la necesidad de evitar la retirada de las algas excepto en casos muy determinados. Recomiendan que se recojan las algas secas pero nunca la totalidad de las que llegan al arenal. n

Comentarios