sábado 28.03.2020

La obra de bombeo mecánico en la ETAP arranca con el acopio de material

La inversión asciende a 618.000 euros subvencionados en un 75 % por el Estado
Instalaciones de bombeo del agua potable de la Mancomunidade do Salnés en Pontearnelas | D.A.
Instalaciones de bombeo del agua potable de la Mancomunidade do Salnés en Pontearnelas | D.A.

La obra proyectada por la Mancomunidade que permitirá rebajar hasta casi los 300.000 euros la factura energética anual de la estación de bombeo de agua potable (ETAP) que suministra a prácticamente toda la comarca comenzará de forma inminente. El mal tiempo ha impedido hasta ahora el inicio de la obra en sí, pero no del acopio de materiales y de maquinaria.

La inversión asciende a 618.000 euros subvencionados en un 75 % por el Estado y servirá para crear una nueva sala de bombeo con novedosos sistemas para realizar un filtrado natural y evitar atascos por el alga de acuario egeria densa. 

La UTE conformada por las empresas Bilega y Resoluciones Avanzadas se encargará de ejecutar ambos proyectos de manera paralela y con un plazo de ejecución de 12 meses. En concreto, se trata de la instalación de motores, bombas y nuevos equipos de alta eficiencia y entre los que destacan algunos como una turbina de hélice. 

Este elemento permitirá aprovechar el potencial energético de la propia fuerza del caudal del río Umia para impulsar el agua de manera mecánica, reduciendo la dependencia de la electricidad. Asimismo se colocará un pozo-galería filtrante que captará el agua de manera subterránea, en lugar de como se realiza ahora, en superficie, a través de la arena del suelo aluvial. 

Esto permitirá que el agua llegue más limpia a las bombas porque evitará la llegada de la egeria densa, que provoca problemas en el sistema de aspiración actual, y aliviará la turbidez en caso de crecidas, cuestión que da problemas, sobre todo en invierno. Con lo cual, la Estación de Tratamiento y Depuración, ubicada en Treviscoso y desde donde sale el agua que consume la comarca, llegará más limpia y, por tanto, se reducirá el esfuerzo de la maquinaria de depuración. 

Para acoger estos elementos se construirá una nueva sala de máquinas, sumergida en el río, y el objetivo final es prolongar la vida de las instalaciones y también reducir la factura eléctrica anual en unos 100.000 euros (ronda los 400.000 euros), así que la Mancomunidade espera amortizar su aportación del 25 % en poco más de un año.

Por otro lado, la Mancomunidade do Salnés formalizó la compra de un camión bacheador de segunda mano por 120.000 euros. En la actualidad el órgano comarcal cuenta con dos vehículos de este tipo, pero uno de ellos cuenta con más de cuarenta años de antigüedad, por lo que fue preciso hacerse con este. Ahora, el órgano busca financiación para un dispositivo necesario para acometer los trabajos y que supera los 70.000 euros.

Comentarios