jueves 13/8/20

La Paulonia, el árbol más ecológico, llega a O Corgo para quedarse

O Grove abrió ayer la puerta a la Paulonia, un árbol que destaca por su alto valor ecológico al ser capaz de producir 6 kilos de oxígeno al día y capturar 21 kilos de dióxido de carbano. El Concello plantó ayer cinco ejemplares en la Praza do Corgo
Ejemplares ya plantados en uno de los laterales de la Praza do Corgo | cedida
Ejemplares ya plantados en uno de los laterales de la Praza do Corgo | cedida

La Paulonia llegó ayer a la Praza do Corgo para quedarse. El Concello do Grove ha iniciado su introducción en el municipio con la plantación de cinco ejemplares de cuatro metros en el céntrico recinto, pero prevé extender su presencia a Confín y Terra de Porto. Es una especie muy valorada por su marchamo ecológico al ser capaz de capturar 21 kilos de CO2 al día y producir 6 kilos de oxígeno diarios. Su absorción de CO2, diez veces mayor que cualquier otra especie, convierte a este aárbol en una especie de aspiradora que atrapa el aire contaminado para devolverlo purificado a la atmósfera. 

El alcalde de O Grove, Jose Cacabelos, destacó ayer la plantación como “unha pequena acción medioambiental con moita importancia para nós porque estase a cumprir cuns requisitos medioambientais que O Grove está a perseguir nos últimos anos con accións como a compostaxe, a educción de conatminación lumínica e de tráfico”.

Esta acción irá acompañada de la retirada de especies consideradas en la actualidad invasoras de los jardines y plazas públicas en las próximas semanas, según anunció el alcalde, y sustituidas por ejemplares de este tipo.

Entre las bondades de la Paulonia cabe destacar que es capaz de purificar el suelo donde se planta, rebrotar hasta seis veces después de ser cortada y desarrollarse muy rápido. Además, su madera es ligera, resistente y muy rentable, proporciona una gran cantidad de biomasa, y soporta bien los incendios.

Además de su nombre científico, también se le conoce como kiri o árbol de la emperatriz. La Paulonia fue importada a Europa por la compañía de las Indias Orientales Holandesas en la década de 1830 y poco después, trasladado a Norteamérica como árbol ornamental. Su segunda gran característica es la rapidez de crecimiento. En solo ocho años puede llegar a medir lo mismo que un roble de cuarenta, lo que lo hace muy apetecible para la explotación forestal. Su madera destaca por su ligereza, manejabilidad y resistencia con las que se pueden hacer tablas de surf y esquí o instrumentos musicales.

Comentarios