martes 22.10.2019

La reforma de A Panadeira finalizará en febrero y aumentará la zona verde

La conselleira Vázquez y Martín firman el convenio de adhesión a la APLU para transferirle el control del urbanismo

La conselleira y el alcalde junto a otras autoridades y técnicos en las obras del parque de A Panadeira  | cedida
La conselleira y el alcalde junto a otras autoridades y técnicos en las obras del parque de A Panadeira | cedida

La reforma del parque de A Panadeira continúa a buen ritmo y estará lista en el mes de febrero, incrementando notablemente la zona verde, pasando de 40 árboles a 54, y sumando otras especies como arbustos. Así lo anunció ayer el alcalde, Telmo Martín, quien se mostró convencido de que, a pesar de la polémica inicial, cuando esté terminado “todos os veciños estarán encantados, non teño ningunha dúbida”. 


Lo hizo ante la conselleira de Infraestruturas e Vivenda, Ángeles Vázquez, quien visitó Sanxenxo para firmar el convenio de adhesión entre la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU) y el Concello y conocer el avance de los trabajos de A Panadeira, que han sido cofinanciados mediante una convocatoria de ayudas para la humanización de espacios convocada por este departamento. 


De hecho, la conselleira aprovechó para anunciar que este mes se abrirá una nueva línea con una dotación de 2,5 millones de euros. Concellos de toda Galicia podrán presentar sus propuestas a estas ayudas que se concederán en concurrencia competitiva y cubrirán un máximo de 98.000 euros del coste total. El procedimiento es el mismo que el seguido en el parque de Sanxenxo: la Xunta asumirá  un 80% del presupuesto y el Concello el 20% restante. 

En A Panadeira se destinaron casi 400.000 euros que marcarán un antes y un después en este espacio. “Antes era un parque oscuro e abandonado, estaba nunha situación pésima”, explicó el regidor a pie de obra. Martín también defendió que, contra los pronósticos de los críticos, la zona verde será mayor, pasando de 40 a 54 las especies arbóreas y sumándole 180 setos y 14 buganvillas en unas pérgolas que se van a colocar. “Empezou con polémica e hoxe hai veciños que me felicitan. Cando a obra estea rematada, todos estarán encantados, non teño ningunha dúbida”, añadió. Habrá además una nueva área infantil que ya está en ejecución. 

Vigilancia y asesoramiento
En cuanto a la adhesión de Sanxenxo a la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística, el alcalde recordó que se hace porque el Ayuntamiento tiene “problemas” para controlar de la manea más eficaz posible un tema “tan sensible” como es el urbanismo por “falta de medios”. 


La conselleira de Infraestruturas e Vivenda agregó que ya son un total de 74 los ayuntamientos gallegos adscritos a esta oficina y que la firma de este acuerdo de colaboración no solo supone traspasarle las competencias en materia de control y supervisión, sino también “recibir asesoramento” por parte de técnicos especializados con los que no cuentan todos los concellos, y con el objetivo final de “lograr o que pretende Galicia, que é un urbanismo sostible”.

Comentarios