domingo 21.07.2019

Reportaje | O Mosteiro se convierte en capital de la equitación con exhibiciones de maestría

La Feira Anual do Cabalo crece en Meis. En el segundo año a cargo de la asociación Zalobrim de Zacande el programa alcanzó ayer una magnitud sin parangón en anteriores anualidades, con espectáculos durante todo el día, algunos novedosos, como los eventos de doma de alta escuela.

Reportaje | O Mosteiro se convierte en capital 
de la equitación con exhibiciones de maestría

La Feira Anual do Cabalo crece en Meis. En el segundo año a cargo de la asociación Zalobrim de Zacande el programa alcanzó ayer una magnitud sin parangón en anteriores anualidades, con espectáculos durante todo el día, algunos novedosos, como los eventos de doma de alta escuela.
Por la mañana hubo doma clásica a cargo de Dani Louzán, además de la presentación de ejercicios a cargo de alumnos de diferentes clubs de la zona. A las 11 tomó el relevo Tomás Besada, con otro particular espectáculo ecuestre.
Hubo también pasacalles a caballo, con la participación de “Os Xenerais do Ulla”, que se hizo de forma paralela a otro evento, la Andadura Gallega, en las modalidades Serrada y Chapeada. No faltaron las pruebas de trote.
Tarde de atractivos
Hacia las 13 horas arrancó el “Gran Espectáculo Ecuestre” de la asociación Pura Raza Cabalo Galego, de Sergude-Boqueixón, con ejercicios que contribuyeron a la puesta en valor del caballo de pura raza gallega, en peligro de extinción, ejecutando monta a la amazona, ejercicios de doma clásica, doma de alta escuela con ejercicios montados y pie a tierra en riendas largas, ejercicios en tándem y doma en libertad.
A primera hora de la tarde también se pudo disfrutar de una competición amistosa de doma de campo, con obstáculos que permitieron demostrar la valía de los jinetes. Si todo ello ya introdujo gran vistosidad, el concurso exhibición de enganche, con todo tipo de carruajes y medidas, contribuyó a aumentar los atractivos del evento, que aún tuvo tiempo de dar cabida a las demostraciones de la evolución de los alumnos de varios clubs hípicos, incluido un carrusel hecho por los aprendices.
Y por si fuera poco, además del mercado equino, la organización sorteó una tonelada de avena, una montura y un potro. Toda una fiesta y exaltación del caballo. l

Comentarios