La Rúa Nova descubre nuevos restos de su historia

Una vista de la estructura que ha salido a la luz | cedida

Las prospecciones arqueológicas que se realizan en el entorno de Rúa Nova con motivo de la construcción de aceras han vuelto a sacar a la luz restos históricos. Si hace unos días aparecían fragmentos de cerámica que podrían ser de la Edad Moderna, esta semana ha quedado al descubierto un muro que, se presume, podría ser de una vivienda de unos doscientos años de antigüedad, hoy desaparecida.


Esa son, al menos, las primeras hipótesis de trabajo, hasta la datación definitiva de la estructura y cuyas labores arqueológicas continuaban ayer. Se conjetura con que el muro pertenecía a una vivienda que estaba dentro del pazo de Couso, que lindaba hasta el lavadero. Todo lo que es actualmente el edificio de Correos era, justamente, la huerta del pazo.


El derrumbe de la antigua vivienda se produjo hacia la década de 1940, cuando la antigua Rúa do Rego —hoy Rúa Nova— se amplió en su trazado, ya que antes concluía a la altura de la calle Hospital.


El concejal, Xurxo Charlín, mostraba ayer su “sorpresa” por esta aparición de restos casi en cada obra con excavación que se acomete últimamente en Cambados. Mientras duren los trabajos arqueológicos, la obra de las aceras sigue en otros puntos. Será la Dirección Xeral de Patrimonio quién determine qué hacer con este muro, aunque todo apunta a que podrá cubrirse sin problemas y continuarse con la obra, dado que no parece que sea una estructura de especial protección.


Obras en San Gregorio

Por otra parte, la Comisión Municipal de Patrimonio se reunió ayer y acordó, entre otros asuntos, la aprobación del modificado del proyecto de las obras de la Praza de San Gregorio, que ayer mismo pudieron retomarse. Fue necesario solventar las condiciones de drenaje de una zona ajardinada para evitar que se produjesen filtraciones a viviendas próximas.


Charlín detalló otros acuerdos de la Comisión, como el visto bueno a un paquete de pavimentaciones, otro de mejora de saneamiento desde la EDAR de O Facho hasta la depuradora de Tragove, la reparación del lavadora de San Tomé, el proyecto para acondicionar la antigua cámara agraria, más aceras en San Francisco y cubrir el alcorque de una palmera talada en Alfredo Brañas.


También se dio luz verde a obras privadas, como la remodelación de una vivienda en A Calzada, mejora de un muro del Parador y varias rehabilitaciones en zonas del caso histórico cambadés.

La Rúa Nova descubre nuevos restos de su historia

Te puede interesar