domingo 17/1/21

La ruptura de las negociaciones aboca a Thenaisie Provote a la liquidación

La oferta de Caneiro fue rechazada por Scandia Food y la plantilla tiene ahora que analizar la “difícil situación”
Trabajadoras y sindicalistas se concentraron ante el Igape en Santiago durante la reunión
Trabajadoras y sindicalistas se concentraron ante el Igape en Santiago durante la reunión

La enésima reunión para intentar salvar la conservera grovense Thenaisie Provote no ha tenido un buen resultado. La ruptura de las negociaciones entre la propietaria Scandia Food y el empresario vigués Alfonso Caneiro condenan a la firma a entrar en la fase de liquidación. 

Desde la Consellería de Industria confirmaron ayer que “finalmente non puido haber acordo co inversor” tras la mesa de negociación celebrada en la sede del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) en Santiago con la participación de las partes implicadas junto a trabajadores y sindicatos. La Xunta asegura que “imos seguir traballando para buscar unha solución industrial e de continuidade a Thenaisie. Fíxose o posible, tanto agora para que houbese un acordo como para que, no seu día, se iniciasen as negociacións. Imos seguir buscando solucións”.

La oferta de compra del empresario Caneiro era la única propuesta firme sobre la mesa, y para la CIG era la mejor opción para hacerse cargo de la firma y salvar los puestos de trabajo en los centros de O Grove y Mos.

Sin embargo, las conversaciones entre vendedor y comprador para el sindicato CCOO, demostraron lo “distanciadas” que están las posturas sobre las condiciones para asumir la gestión de la firma. La propuesta de Caneiro, de comprar Thenaisie por la cantidad de 1 euro y no hacerse cargo de los gastos e impuestos de los trámites no fue admitida por la rumana Scandia Food.

Para el sindicato CIG,la intención de Scandia Food no es otra que “liquidar a empresa” y consideran que “o concurso de acredores foi deseñado precisamente con esa intención, co silencio cómplice de CCOO”. 

Las condiciones de Scandia
Así lo aseguró la representante sindical de las trabajadoras por la CIG, Rosa Abuín que abandonó la mesa de negociación ya que “a reunión foi un paripé e convocáronna porque había un compromiso” y apuntó que evidenciouse que non existe vontade de chegar a un acordo para vender a empresa, até o punto de que o director do Igape preguntou pola posibilidade de que o inversor galego interesado na adquisición puidese coñecer o seu estado real e o representante do grupo romanés contestoulle que non”.

Abuín explica que la oferta de Caneiro está motivada por las cláusulas “inasumíbeis” que fija Scandia, “como que o inversor ten que facerse cargo do concurso de acredores o caso de que sexa declarado culpábel ou que ten que vender o stock existente nas instalacións da compañía ao prezo fixado por Scandia, que se reserva ademais o dereito de adquirir produto por valor de 50.000 euros pero cunha rebaixa do 50% con respecto a ese prezo fixado por eles mesmos”, un requisito que para la responsable sindical “é unha chantaxe pura e dura”.

“Situación complicada”
Por su parte, desde CCOO, Miguel María, lamenta que se haya llegado a esta “situación complicada” tras siete meses de negociaciones y lucha, aunque recuerda sus dudas acerca de las intenciones de Caneiro, “su proyecto era de palabra y la oferta oficial que presentó finalmente no tiene nada que ver”.

En todo caso, a la espera de los acontecimientos, ambos sindicatos celebrarán sus respectivas asambleas con la plantilla para analizar la situación y decidir que medidas llevar a cabo con el objetivo de mantener la actividad y todos los puestos de trabajo.

Comentarios