sábado 14.12.2019

Trasladan a Sito Miñanco de vuelta a Alcalá Meco tras su paso por A Lama

José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, ha regresado a la cárcel de Alcalá Meco (Madrid) tras su paso por el penal de A Lama al que previamente había sido trasladado ante la celebración de un juicio por blanqueo, que quedó finalmente pospuesto. 

José Ramón Prado Bugallo, durante su acceso a la Audiencia Provincial de Pontevedra, la semana pasada | g. salgado
José Ramón Prado Bugallo, durante su acceso a la Audiencia Provincial de Pontevedra, la semana pasada | g. salgado

José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, ha regresado a la cárcel de Alcalá Meco (Madrid) tras su paso por el penal de A Lama al que previamente había sido trasladado ante la celebración de un juicio por blanqueo, que quedó finalmente pospuesto. 
El traslado se produjo ayer por la mañana desde el penal pontevedrés, a donde incluso había acudido uno de sus abogados, confirmando que el cambadés ya no se encontraba en estas instalaciones. 
Miñanco llevaba casi dos semanas en huelga de hambre, iniciada tras su llegada a A Lama, en protesta por el trato recibido. Su abogado, Gonzalo Boye, había pedido que a su cliente se le permitiese permanecer en el penal sin el régimen de aislamiento impuesto, al defender que las condiciones estaban afectando a la salud de su defendido, por tensión y diabetes. 
Dos causas
El cambadés fue detenido a principios de febrero en el marco de la Operación Mito, uno de los mayores golpes de la Policía Nacional, en las últimas décadas, contra un supuesto entramado de narcotráfico. Entonces se encontraba en régimen de semilibertad en el sur de España, pero tenía aún pendiente la causa por blanqueo que lo trajo hasta la Audiencia de Pontevedra. 
Este proceso fue el que motivó el traslado de Prado Bugallo hasta A Lama y llegó a sentarlo en el banquillo de los acusados, aunque la vista quedó finalmente pospuesta, sin fecha todavía, tras admitirse a trámite los escritos de recusación de las defensas contra dos de los magistrados de la sala, el presidente, José Juan Barreiro, y María Rosario Cimadevila. El argumento de los abogados es que ambos estarían “contaminados” por haber tomado decisiones sobre el proceso en el pasado. Una vez estudiada la petición, se decidirá sobre ella, señalándose nuevamente el juicio. 
Secreto de sumario
Por su parte, la instrucción de la Operación Mito, en la que se detuvo a unas cuarenta personas,  sigue adelante y esta semana se conocía que el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, que dirige Carmen Lamela, ha prorrogado el secreto del sumario, al menos, hasta el día 19 de marzo. De esta forma, solo la Fiscalía tiene de momento acceso a la causa, que sigue vetada para las partes. l

Comentarios