lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La vendimia arranca con elaboraciones especiales y el grueso lo hará tras la lluvia

Martín Códax fue la bodega grande más madrugadora en esta campaña, con la recogida ya de algunas variedades | g. salgado

La vendimia arranca en O Salnés. Lo hace de momento tímidamente, con la recogida de uvas seleccionadas para elaboraciones especiales, como es el caso de Martín Códax, la más madrugadora de las grandes bodegas de la comarca. No obstante, el grueso de la campaña, en eso coinciden tres de las grandes firmas comarcales, se demorará hasta que pasen las precipitaciones que se esperan los próximos días. Una lluvia que, de ser contenida y prolongarse no más allá de tres o cuatro días, puede incluso favorecer las condiciones del fruto, que ya eran muy buenas tras un verano sin apenas precipitaciones. 


Joaquín Martínez, técnico en Martín Códax, explicaba ayer que en la marca están “arrancando” esta campaña. Han comenzado esa recogida de uva para elaboraciones especiales, como los vinos espumosos. Así que el fruto comenzaba ya a desfilar en cajas sobre tractores, como se podía ver este sábado. Los trabajos estos días también se centran en “probar as máquinas”. 


En Condes de Albarei y en Paco&Lola no hay por ahora entrada de fruto más allá del pie de cuba, pero están también con más labores previas a la vendimia, como los últimos controles y seguimientos puntuales a la evolución de la uva. 


Alberto Barral, técnico en Condes, confirma estos trabajos previos, además de un inicio de la vendimia que arrancará “tan pronto pasen as chuvias”. La previsión del técnico de Paco&Lola Diego García es que ese arranque pueda ser “cara finais da semana que vén”, cuando la previsión meteorológica sitúa, por el momento, el cese de la probabilidad máxima de precipitaciones. 


Los tres técnicos consultados son optimistas en cuanto al efecto que la lluvia de estos días pueda causar al fruto. Siempre que sea moderada y no se prolongue más allá de esos tres o cuatro días, mejoraría incluso la calidad, al aportar mayor hidratación final, ayudar a su lavado y contribuir a la consecución de todavía mejores niveles de acidez y graduación alcohólica. “Esperamos que as chuvias rematen de equilibrar estes dous parámetros”, resumía Barral. 


Es pronto para una valoración ajustada de cómo irá la campaña, pero si las lluvias se quedan en eso, en solo unos días, y no hay nuevas sorpresas, las tres bodegas constatan un buen estado de la uva y pronostican una añada que, quizás sin llegar al récord, sí sea abundante y de calidad. 

La vendimia arranca con elaboraciones especiales y el grueso lo hará tras la lluvia

Te puede interesar