domingo 17.11.2019

Alberto Varela: “Vamos a trabajar con mayoría absoluta pero como si no la tuviéramos”

El futuro del popular Alfonso Gallego está en el aire tras el batacazo: “Lo analizaré con mi presidente provincial”

El alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela | gonzalo salgado
El alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela | gonzalo salgado

La alegría histórica en la Casa do Pobo no llevó a Alberto Varela a olvidarse de los votantes que no le dieron su apoyo. Consciente de que las absolutas generan reticencias, el flamante alcalde prometió que “trabajaremos con mayoría pero como si no lo tuviésemos, con diálogo, hablando con todas las fuerzas, como hasta ahora”, aseguró el socialista.

Varela promete un mandato de diálogo en el que, sin duda, los socialistas vilagarcianos tendrán toda la comodidad del mundo para sacar proyectos pendientes y desatascar aquellos asuntos más peliagudos y complicados de la política municipal.


El panorama en la Corporación vilagarciana cambia por completo, con una ala izquierda totalmente fragmentada que no logró convencer a sus votantes, buena parte de los cuales los absorbió el Partido Socialista, que pasa de ocho a doce concejales, obteniendo una representación histórica en Ravella.


También en el ala derecha hay cambios, con la irrupción de Ciudadanos. David Oliveira se estrena como concejal y se lleva uno de los ediles que pierde el Partido Popular, que pasa de siete a cinco representantes.
Es precisamente en las filas de la principal formación de la oposición donde hay más caras nuevas. Excepto Ana Granja, en el número tres, el resto de ediles populares son nuevos, empezando por el número uno, Alfonso Gallego, y siguiendo por Miguel Ángel González, Yolanda Bóveda y Roberto Domínguez.


Sin embargo, el futuro de Gallego está en el aire. “En caliente no se toman las decisiones, hablaré con mi presidente provincial y ya veremos lo que sea mejor para el partido”, aseguró González Gallego sobre su continuidad en la Corporación.


En el ala izquierda, la continuidad tiene el rostro de Lucía César Veloso, por el BNG, y de Jesús López, por En Común. Ambos confirman su intención de tomar posesión del acta y ejercer el trabajo encomendado en la oposición. Marea da Vila se estrena en la Corporación con María de la O Fernández González como representante. Desde la confluencia Podemos- Anova recuerdan que su punto de inicio era “cero” y se muestran contentos de poder entrar en las instituciones pese a la mayoría absoluta.

Nuevos rostros de gobierno 
La continuidad de los socialistas vilagarcianos no excluye de cambios en el gobierno. Además de los tres nuevos concejales que se suman ahora en el ejecutivo, la marcha del veterano Juan Antonio Pérez Callón se cubre con un nuevo rostro, el de Diego García Santiago. Se suman también al ejecutivo Alba Briones, José María González y Matilde Laya.


También como nuevo concejal entra Álvaro Carou, un rostro ya conocido sin embargo por su labor como secretario del alcalde durante el mandato ya expirado, pero también por su papel activo en la agrupación socialista.


Son por tanto doce los concejales que, a uno y a otro lado del hemiciclo, se estrenan en la política municipal. Una Corporación que, por primera vez en esta década, tendrá un gobierno en mayoría absoluta.
Los socialistas se afianzan en Ravella, a donde regresaron en 2015 tras la pérdida de dos concejales por parte del Partido Popular. La era Varela logra resultados históricos, consiguiendo incluso más concejales que Javier Gago en 1999, aunque todavía con menos votos. La ola del PSOE también llega a Ravella, con cuatro años de cómodo gobierno.

Comentarios