miércoles 12/8/20

Denuncian a los monitores de un niño que se ahogó en una piscina en Lleida

 

Los Mossos d’Esquadra denunciaron por un delito de homicidio imprudente a los dos monitores del niño de ocho años que murió este jueves ahogado en la piscina del Club Tenis de Borges Blanques (Lleida), cuando se encontraba con otros menores en un campamento de verano.

 

Los Mossos denuncian como investigados a los dos monitores por un delito de homicidio imprudente | efe
Los Mossos denuncian como investigados a los dos monitores por un delito de homicidio imprudente | efe

Los Mossos d’Esquadra denunciaron por un delito de homicidio imprudente a los dos monitores del niño de ocho años que murió este jueves ahogado en la piscina del Club Tenis de Borges Blanques (Lleida), cuando se encontraba con otros menores en un campamento de verano.
Los hechos sucedieron el jueves, cuando la policía autonómica catalana recibió un aviso sobre las 12.45 horas del mediodía alertando de los hechos, y hasta el lugar se trasladaron diversos efectivos del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), además de un helicóptero, aunque ya no pudieron hacer nada para salvar la vida del niño. El menor fallecido formaba parte de un grupo de diez niños que estaban de campamentos de verano con estos dos monitores, que disponían de la titulación pertinente.
En estos campamentos, organizados por la asociación Esport Actiu, se llevaban a cabo actividades de natación, multideporte, tenis y talleres de manualidades. Tras estos hechos, el juzgado de Lleida abrió una investigación para determinar las causas exactas que provocaron la muerte por ahogamiento del niño. Según informarom los Mossos d’Esquadra, tras tomar declaración a los dos monitores, la policía autonómica catalana denunció como investigados a estas dos personas por un delito de homicidio imprudente. Los monitores están encausados como investigados y se encuentran en libertad. 
Por otro lado, un niño francés de 11 años, que sufría una discapacidad intelectual del 80 por ciento, falleció este viernes también ahogado en una piscina de un chalé situado en una urbanización costera del término municipal de Teulada-Moraira (Alicante), según la Guardia Civil. Según la investigación, el pequeño de once años se levantó de la cama durante la noche mientras que el resto de la familia dormía y, en circunstancias que se investigan, salió al jardín y se cayó a la piscina sin que nadie le oyera. Al levantarse a primera hora, el padre le encontró y dio la voz de alarma y los efectivos sanitarios y policiales que acudieron certificaron que llevaba fallecido, al menos, una hora.
Además del padre y la víctima, se hallaban en el domicilio la pareja sentimental del primero y unos amigos. Se da la circunstancia de que la familia francesa, que estaba de vacaciones en Alicante, tenía previsto regresar a su ciudad de origen ese mismo día. l

Comentarios