lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Existe el afeitado perfecto, estos son los pasos para conseguirlo

Vamos a compartir con vosotros 13 consejos profesionales para conseguir un afeitado perfecto. Para ello, además, tenemos que tener en cuenta qué cuidados son los adecuados para nuestra piel, puesto que los hombres cometemos muchos errores en este aspecto. De esta manera, evitaremos que sufra y podremos conseguir un mejor afeitado. 


Es muy habitual que en nuestros afeitados cotidianos, a menudo rápidos y sin muchos cuidados, causemos daño en la piel. 


Cuando nos afeitamos estamos quitándole a la superficie de la piel la protección que evita a los agentes patógenos externos infiltrarse en ella. Además, es común que puedan aparecer rojeces o que en un descuido podamos cortarnos levemente.


1. Cuestión de tiempo


Necesitamos entre 10 y 15 minutos para dedicarnos tranquilamente a nuestro afeitado. Si no contamos con ellos por la mañana, mejor será afeitarnos por la noche.


2. La limpieza de nuestra almohada


Lejos de ser anecdótico, lavar la almohada al menos una vez al mes y la funda semanalmente a más de 60 grados hará que desaparezcan los miles de ácaros y piel muerta que se depositan sobre nuestra almohada, contra la cual apoyamos nuestra cara cada noche.


3. Productos de calidad


Utilizar productos de buena calidad a veces no nos convence por el precio que puede tener cierta cuchilla de recambios, una maquinilla, una buena crema, etc. En lo que al afeitado se refiere, no merece la pena utilizar productos de mala calidad en ningún caso, que a la larga afectarán más a nuestro bolsillo y sobre todo a nuestra piel. 


4. ¿A favor o a contrapelo?


El vello facial crece en muchas direcciones.Si los productos que utilizamos son de buena calidad, y contamos con una buena cuchilla de 4 o 5 hojas, podemos realizar el afeitado a contrapelo para lograr un afeitado más apurado sin tener que preocuparnos por la irritación y los tirones. 


En cualquier caso, y siempre que puedas, es mejor afeitarse a favor de la dirección del vello. Si no sabes distinguir cuándo estás afeitando a favor o a contrapelo, pasa tu mano por la zona en las dos direcciones, hacia arriba y hacia abajo, hasta detectarlo.


5. Jabón o exfoliante facial


Antes de utilizar espuma o gel de afeitar podemos utilizar un exfoliante para eliminar suciedad, grasa, o piel muerta y preparar la piel para un afeitado sencillo. Al terminar, recuerda aclararte con agua tibia. 

Del mismo modo, es bueno contar con un aftershave o una crema hidratante para después del afeitado. 


6. El momento del afeitado


Si tenemos tiempo, después de una ducha de agua caliente es un buen momento para afeitarse, porque el agua tibia abre los poros de la piel y el afeitado será mucho más cómodo y agradable. 


7. Si tienes la piel sensible


Puedes utilizar un gel para pieles sensibles que te proteja de rasguños e irritación. Además, recuerda mantener a punto tu cuchilla, enjuagando las hojas con frecuencia durante el afeitado y recuerda revisar el estado de las hojas. 


No escatimes en recambios, conviene reponer las cuchillas antes de su desgaste para evitar cortes e irritación. 


8. Usa las dos manos


Cuando nos afeitamos necesitamos una mano para guiar la cuchilla, pero con la otra vamos a estirar la piel a medida que pasamos la hoja. Así, evitamos irritación, cortes y tirones innecesarios.


9. Deja el bigote para el final


Cuando nos afeitamos no importa mucho por dónde empezar, pero dejar para el final la parte del labio superior puede ser una buena opción, porque suele tratarse de un vello más duro, y por lo tanto, retrasando su afeitado permitiremos al gel o a la espuma actuar más tiempo sobre él y ablandarlo para su posterior afeitado.


10. Espuma o gel


Los dos productos cumplen la misma función. Puede depender del tipo de piel que tengas, si es grasa, seca o mixta que prefieras un tipo de espuma o gel diferentes y que se adapten mejor a tus características. 

Prueba ambos y elige lo que más agradable, cómodo y efectivo sea para ti. 


Recuerda dejar actuar a la espuma o al gel unos segundos después de aplicarlo antes del afeitado.


11. El jabón y brocha de afeitar


Los aerosoles más comunes de las cremas de afeitar no suelen contener la grasa necesaria para crear la película que protege nuestra piel, y por el contrario llevan una abundancia de químicos. 


El jabón tradicional que se utiliza con brocha de afeitar crea una crema muy rica y con productos mucho más naturales. Si la brocha de pelo de jabalí es muy dura para tí, una de tejón puede ser más adecuada para ti. 


12. Afeitadora eléctrica


Si tienes un pelo duro utilizar una afeitadora eléctrica antes del rasurado puede ayudarte. 


Una vez has pasado tu máquina con la piel seca, humedece tu piel con una toalla húmeda y pasa la cuchilla recordando no repetir más de dos pasadas para evitar la irritación. 


Una vez hecho esto podemos realizar una segunda pasada a contrapelo, de nuevo aplicando antes espuma en la piel.


13. Patillas y mandíbula


Por último, es conveniente dedicar una pasada extra a las patillas y a la zona debajo de las orejas, en el inicio de la mandíbula, con menos espuma, para que podamos ver por dónde rasuramos y conseguir un acabado perfecto sin pelos sueltos que nos desdibujan la forma de nuestro afeitado.


Con estos 13 consejos profesionales estarás totalmente preparado para un afeitado perfecto. 


Recuerda atender a tus características de piel y de vello específicas antes de elegir tus productos faciales y cuchillas, y elegir siempre la mejor calidad, que no siempre tiene por qué significar lo más caro. Además, recuerda cuidar tu piel a diario.

Existe el afeitado perfecto, estos son los pasos para conseguirlo

Te puede interesar