jueves 17.10.2019

David Coré | “Siempre apostamos por crecer. Si queremos que la leche gallega se conozca hay que buscar oportunidades”

Director de Nestlé en Pontecesures

La firma láctea invertirá 1,9 millones de euros en modernizar dos líneas de llenado en la fábrica del Ulla, la única de Nestlé de la zona Emena (Europa, Oriente Medio y Norte de África) dedicada a la elaboración de leche condensada. Este año Nestlé cumple 80 años en el municipio.

David Coré es el director de la fábrica de Nestlé en Pontecesures
David Coré es el director de la fábrica de Nestlé en Pontecesures

Fue en 1939 cuando la firma láctea Industria Lechera Penínsular S.A. desembarcaba en Pontecesures para poner en marcha una factoría ya vinculada a Nestlé. En poco tiempo la firma cesureña se consolidó como uno de los motores económicos de Galicia y actualmente es la única fábrica de la compañía que se dedica a la producción de leche condensada para la zona de Europa, Oriente Medio y Norte de África. Con 80 años recién cumplidos Nestlé prevé invertir 1,9 millones de euros en la planta de Pontecesures para seguir a la vanguardia de la innovación y mejorar en eficacia y rapidez. El director de la fábrica, David Coré, habla de los retos que la firma láctea tiene en mente.

Son 80 años ya en Pontecesures. ¿Qué conserva la factoría de aquellos inicios?

Pues de aquellos inicios conservamos el producto, la leche condensada, que es el mismo desde siempre. Además hemos ido añadiendo al portfolio alguna receta más. Además la gente que tenemos en plantilla sigue siendo gente de la zona, aunque ahora está más formada y especializada. Puede decirse que la esencia sigue siendo la misma. Tenemos unos valores muy arraigados de respeto por el trabajo que se realiza y por el consumidor.
 
La firma fue pionera ya en 1939 en recoger la leche de explotaciones cercanas de Caldas y Moraña. ¿Cómo se realiza este proceso a día de hoy?

Cuando arrancó la fábrica ya se iban a hacer inspecciones a las explotaciones con los propios ganaderos para seleccionar el ganado y su alimentación. Ahora el proceso es muy similar. Tenemos seis personas para el denominado radio lechero y somos pioneros en el servicio de asesores agropecuarios. Además nos adaptamos a los estándares internacionales y tenemos nuestra propia certificación y guía de buenas prácticas. Las materias primas son de primerísima calidad.

¿Con cuántos productores se trabaja desde Pontecesures?

Pues tenemos 150 explotaciones ahora mismo. Hemos estado creciendo en el volumen de producción en los últimos diez años y esto ha permitido que los ganaderos se beneficien para fabricar más y suministrar más leche.

Su factoría tiene la leche condensada como producto estrella y sus principales clientes están en Europa, Oriente Medio y África Central. ¿Hay intención de abrir nuevos mercados?

Siempre apostamos por seguir creciendo. Si queremos que la leche gallega se conozca tenemos que buscar nuevas oportunidades. La exportación es el principal vector de crecimiento de este producto. Otra apuesta es la innovación. En lo referente a la exportación estamos en 26 países que asumen el 60 % de la producción. El principal mercado es la región de Oriente Medio . Aún así no podemos dejar de lado que el 40 % de lo que producimos lo seguimos comercializando en España.

¿A qué público va destinada la leche condensada actualmente?

La leche condensada se inventó a mediados del siglo XIX con el objetivo básico de poder ser conservada. Con la aparición de la leche pasteurizada el consumo fue cayendo. Ahora mismo el principal destino de este producto es para la repostería o para tomar con el café. Nosotros la proponemos como un producto de uso ocasional y placentero.

Nestlé tiene previsto invertir ahora 1,9 millones en la factoría del Ulla. ¿Qué se busca con esta inversión?

La inversión va destinada fundamentalmente a dos nuevas líneas de llenado. En la fábrica se lleva invirtiendo desde hace tiempo con la idea de aumentar la eficiencia de las instalaciones, en temas de seguridad o en mejorar las condiciones medioambientales entre otras cuestiones. Ahora las acciones más inmediatas son en las dos líneas de llenado para poder modernizarlas y traer la última tecnología.

¿Qué va a suponer esta inversión para la firma y para la plantilla?

Las máquinas son nuevas, automáticas y mejores. En la plantilla no se va a notar un importante impacto. Los efectos de la inversión van a ser notables en lo que se refiere a la velocidad y a la precisión en el llenado. Somos una fábrica que apuesta siempre por mejorar la eficiencia.

Actualmente Nestlé emplea a más de 170 personas en Pontecesures. ¿Hay posibilidad de seguir creciendo en este sentido?

A día de hoy somos 175 personas. Aunque siempre buscamos maneras de trabajar más eficientes y organizadas para tener menos mano de obra la plantilla en los últimos años ha crecido en un 7 % y lo seguiremos haciendo. Sobre todo buscamos gente con formación técnica. Otra de las preocupaciones de Nestlé es la de tener una plantilla de trabajadores equilibrada a nivel de género. De 175 personas el 55 % aproximadamente son hombres. Seguimos trabajando para buscar más mujeres que puedan incorporarse a la fábrica.

Las grandes fábricas siempre están en el punto de mira por el cumplimiento de protocolos medioambientales. ¿Qué hace Nestlé para combatir la emisión de gases y ser más sostenible?

En temas medioambientales trabajamos en muchos frentes a la vez. Hemos reducido el consumo de agua en un 80 %. Y no solo eso, sino también que hemos bajado el consumo energético. A mayores Nestlé se ha comprometido a reducir los embalajes que non son sostenibles o reciclables. Asimismo la compañía anunciaba hace poco que para 2050 el objetivo es tener emisiones de efecto invernadero cero. Hay que trabajar mucho para conseguir este objetivo, que es muy ambicioso y complicado. Aún así es imprescindible para cumplir con los acuerdos de París y con la agenda medioambiental.

Comentarios