viernes 7/8/20

“Es una sensación horrible. El suelo se mueve bajo tus pies y te mareas”

Los temblores volvieron ayer al barrio de A Escardia causando no solo las molestas vibraciones y ruidos en las casas sino también efectos a nivel físico. Una vecina Mari Carmen Bouzas que vive a escasos diez metros de las obras aseguraba ayer que la situación es desesperante.

las obras del ave en a escardia está causando molestias a los vecinos	salgado
las obras del ave en a escardia está causando molestias a los vecinos salgado

Los temblores volvieron ayer al barrio de A Escardia causando no solo las molestas vibraciones y ruidos en las casas sino también efectos a nivel físico. Una vecina Mari Carmen Bouzas que vive a escasos diez metros de las obras aseguraba ayer que la situación es desesperante. “Es una sensación horrible. Notas como el suelo se mueve bajo tus pies y te mareas”, indicaba. Y es que si bien los efectos sobre las viviendas son depués de varios meses claros, los vecinos comienzan ahora a denunciar perjuicios físicos. “No solo nos afecta a nosotros. Mi perro tuvo este mediodía arcadas después de comer”, señala Bouzas.

Esta vecina constataba ayer que la empresa encargada de las obras del AVE volvía a utilizar en el terreno el ya temido pisón, una máquina con una gran potencia que ya hizo temblar A Escardia en otras ocasiones causando importantes grietas y desperfectos en los domicilios. Tan pronto comenzaron a notar las vibraciones, llamaron a Fomento y al concejal de Obras, Suso Longa. La respuesta fue en ambos casos inmediata, pero la solución no se produjo y los residentes tuvieron que soportar durante toda la mañana los efectos del pisón. “Fomento nos dijo que ya estaba a la mínima potencia, pero a lo mejor una máquina de ese tipo no se puede emplear cerca de las casas”, señala María Carmen Bouzas. En cuanto al papel del edil vilagarciano, esta vecina asegura que por el momento la atención siempre ha sido “positiva”.

Por otro lado, Bouzas asegura que no solo el barrio de A Escardia nota estos efectos. “El bloque de edificios de enfrente no notan las vibraciones, pero sí el ruido de las obras que es insoportable”, advierte.

REPARACIÓN

La empresa que se encarga en estos momentos de ejecutar las obras del AVE, Acciona, está realizando también algunas reparaciones de daños ocasionados en las viviendas próximas a los trabajos. La casa de Mari Carmen Bouzas es una de las afectadas. “Este invierno las grietas provocaban filtraciones de agua y están ya solucionándolo en las casas afectadas, pero insisto en que eso no es lo peor, sino los efectos físicos”, asegura.

Por el momento, los trabajos se están realizando en horario diurno, pero los vecinos temen ya que las obras vuelvan también a la noche como al principio. Algo que en estos momentos ya no están dispuestos a tolerar bajo ningún concepto.

Comentarios