martes 10.12.2019

Arousa sigue con la destrucción de empleo y suma casi medio millar de parados más

Cambados y Moraña son los únicos concellos arousanos que mantienen el trabajo en noviembre
La dependencia del sector servicios de los concellos fundamentalmente turísticos pasan factura al empleo cuando termina la temporada estival | d.a.
La dependencia del sector servicios de los concellos fundamentalmente turísticos pasan factura al empleo cuando termina la temporada estival | d.a.

La recta final de año no trae buenas noticias en materia de empleo para la Ría de Arousa. Solo durante el mes de noviembre las tres comarcas arousanas perdieron un total de 480 puestos de trabajo, siendo la de O Salnés la más afectada con 330 parados más que en octubre en las listas del Servizo Galego de Colocación. Las cifras no prometen mejorar en diciembre, dado que muchas de las fábricas conserveras o de productos elaborados del mar (de las cuales hay muchas en la Ría) cierran sus puertas en época navideña y envían a muchos de sus contratados a las listas del desempleo lo que acostumbra a incrementar el paro sobre todo en O Barbanza y en O Salnés.

Desde los meses de verano las comarcas arousanas no levantan cabeza en la creación de empleo. Juntas suman un total de 13.558 parados más. En O Salnés continúan siendo casi 8.000 (un total de 7.901) los demandantes de puestos de trabajo, mientras que en O Barbanza son 3.374 y en Ulla-Umia 2.283. De hecho solo los ayuntamientos de Cambados y Moraña arrojan resultados positivos en cuanto a empleo en noviembre, dado que han logrado generar algún contrato. Del resto, todos son datos negativos. Sanxenxo encabeza la destrucción de empleo en O Salnés con 120 parados más. Le sigue O Grove con 73 y Vilagarcía con 64 que, al menos de momento, no parece ser capaz de bajar de los tres mil desempleados. De hecho termina noviembre con 3.184.

Los datos tampoco son positivos para otras localidades como Meaño (34 parados más) o Vilanova de Arousa (21 desempleados más que en octubre). En A Illa son nueve personas a mayores que en octubre las que se encuentran en el paro, mientras que en Ribadumia y Meis son ocho, respectivamente.

En O Barbanza
Lo cierto es que en O Barbanza, en el margen norte de la Ría de Arousa, la situación no mejora respecto a O Salnés.  Solo Boiro consiguió crear empleo en noviembre, un total de 29 contratos nuevos. También A Pobra, con 5 personas más trabajando. En el margen norte de la Ría tampoco consiguen en general bajar de la barrera de los 3.000 desempleados y suman en noviembre un total de 3.374.

La situación que se vive en las dos comarcas costeras es extrapolable a la del Ulla-Umia. Solo Moraña se salva ligeramente de las cifras negativas. Caldas lidera la destrucción de puestos de trabajo con 34 desempleados más en noviembre, seguida de Pontecesures con 26 y de Cuntis con 21. En Valga también se registran datos negativos con 19 personas más en la búsqueda activa de empleo y en Portas son 17 las que se han sumado a las listas del Servizo Galego de Colocación, mientras que en Catoira son 16. La barrera de bajar de los 2.000 desempleados todavía está lejos en esta comarca que suma un total de 2.283 parados en el mes de noviembre.  

Dependencia de los servicios
Los datos hechos públicos en el Portal de Emprego de la Xunta de Galicia evidencian la alta dependencia que tiene la comarca de O Salnés del sector servicios. De hecho la creación de empleo es muy notable en los meses de verano en aquellos municipios fundamentalmente turísticos como son O Grove, Sanxenxo o Vilagarcía que, tras la época estival, pagan las consuencias del empleo estacional. La falta de industria lastra y provoca cifras de empleo negativas.

Comentarios