Arousa solo cuenta con cuatro concellos que tienen planes urbanísticos adaptados a la LOUG

Mapa donde se puede ver el estado del planeamiento de los concellos arousanos

El planeamiento urbanístico arousano va por la hora vieja. La mayor parte de los concellos no cuentan con PXOM adaptado a la legislación actualizada, es decir, a la Lei de Ordenación Urbanístico de Galicia (LOUG). Son solo cuatro los que se encuentran al día y ninguno está en la comarca más turística, O Salnés..

En realidad, la situación va mucho más allá y son tres los ayuntamientos que no tienen ningún PXOM y que funcionan con normas subsidiarias. Los dos están en O Salnés y son Cambados, y Vilanova. En la misma situación está O Grove, aunque el Plan Xeral se encuentra en “tramitación provisional”, según se recoge en la web de planeamiento de la Xunta, dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda. En cuanto a Illa, que aparece en el mapa como sin planeamiento, tiene un PXOM que data de 2002.

Se trata, en realidad, de unas cifras que van en consonancia con la del resto de la Comunidad Autónoma, donde solo 111 de los 315 concellos que cuenta Galicia, es decir, el 35 por ciento.

En el caso de las comarcas arousanas y su área de influencia, la cifra es un poco menor, ya que son cuatro de 19, es decir, algo más del veinte por ciento.


Agilizar el proceso


Fue en febrero de 2016 cuando se publicó la nueva ley del suelo gallega y, seis meses después, la Xunta de Galicia aprobó el reglamento para desarrollarla. Por entonces, explicaban que dicha legislación buscaba entre sus objetivos la revitalización del rural, la promoción de la participación ciudadana reduciendo las trabas.

Entre las principales medidas que se contemplaron en la LOUG se encuentran la obligación de finalizar las fachadas de las casas, la posibilidad de ampliar la superficie de las viviendas rurales o la reducción de los tiempos de elaboración de los planes de ordenación.


Casos destacados


Este último punto, sin embargo, no evitó que en varios de los concellos de O Salnés , O Barbanza y Ulla- Umia la tramitación del Plan Xeral se prolongue durante años e, incluso, durante décadas.

Es el caso de Vilagarcía, donde la elaboración del documento ocupó a cuatro mandatos de diferentes colores. El PXOM vigente data de 2000, cuando la población era algo menor pero, además, se distribuía de forma muy diferente y las características de la ciudad también variaron de forma significativa. Ya con Dolores García al frente del bipartito PSOE-BNG se inició la revisión del Plan Xeral, pero sin culminarse. La retomó el bipartito conservador PP-IVIL, pero la Xunta echó para atrás el documento por incumplir precisamente la Ley del Suelo en su edificabilidad propuesta para los terrenos donde se asentaba antiguamente Lantero. Una finca que continuó siendo causa de discusiones entre administraciones y retraso en la tramitación. Ya con Paola María en Urbanismo y Alberto Varela en la Alcaldía, la revisión del PXOM tuvo que afrontar los cambios en el equipo redactor y, posteriormente, la pandemia. En la actualidad, el documento todavía no se ha aprobado de forma inicial, aunque desde el Concello dijeron en varias ocasiones que se haría en breve. En O Grove, llevan también mucho tiempo a la espera del documento, que ahora revisa la Xunta y que ya ha encontrado escollos en Patrimonio; en Cambados, otro de los concellos que carece de planeamiento, el asunto es motivo de queja política de vez en cuando. 

Arousa solo cuenta con cuatro concellos que tienen planes urbanísticos adaptados a la LOUG

Te puede interesar