La caca gigante no es para todos los gustos

Ambas formaciones echan en falta más iniciativas contra el abandono y maltrato animal
Una caca gigante pretende concienciar sobre la necesidad de limpiar las heces caninas

La  campaña de la caca gigante, que el Concello puso en marcha para concienciar sobre la necesidad de recoger los excrementos y pises caninos, está alcanzando una gran difusión en el ámbito nacional pero, sin embargo, o precisamente por eso, no es del gusto de todos.


La oposición de izquierdas sale a pedir cuentas sobre una campaña que, coinciden Podemos y Vilagarcía en Común, supone un elevado gasto. Así, los morados denuncian que frente a los 18.000 euros de esta campaña, al convenio con la Protectora se destinan 25.000. "A comparativa é elocuente: 25.000 euros para unha tarefa inxente e necesaria que se desenvolve durante todo un ano, fronte a 18.000 para unha campaña publicitaria duns poucos días", sentencia María de la O Fernández, edil del grupo municipal de Podemos-Marea da Vila. 


Para Juan Fajardo, además, este gasto es "contraproducente": "A lixeireza na toma de decisións do goberno de Vilagarcía supón que unha campaña de concienciación acabe sendo unha campaña de promoción negativa", asegura el edil de VeC-EU, que lamenta que la ciudad alcanza en prime time la falta de tener "un grandísmo problema de excrementos caninos" y pide responsabilidades, a la vez que advierte sobre la "falta de control sobre o gasto que se fai".


Ambas formaciones coinciden a la hora de reclamar más medidas relacionadas con el bienestar animal ya que es a través de este departamento cómo se financia esta campaña. Así, Fernández González espera que "os fogos de artificio que tanto lle gustan ao PSOE non impidan que a veciñanza, cada vez máis concienciada, vexa os problemas reais de benestar animal que existen no concello" y reclama una ordenanza. "Vilagarcía precisa de forma urxente campañas de benestar animal. Precisa atender ás colonias felinas no conxunto do concello e loitar contra o abandono de animais e, sobre todo, favorecer desde o concello as capacidades das asociacións protectoras de animais", señala Fajardo Recouso.

La caca gigante no es para todos los gustos

Te puede interesar