lunes 30/11/20

La caída de parte de un tejado obliga a cortar el tráfico en Rosalía de Castro

Los números 122 y 124 de Rosalía de Castro se llevaron la peor parte de los temporales que azotaron fuerte tanto durante la noche del viernes como a partir del mediodía del sábado.

El cierre al tráfico en la carretera que une Vilagarcía con Carril se mantendrá hasta nuevo aviso	oubiña
El cierre al tráfico en la carretera que une Vilagarcía con Carril se mantendrá hasta nuevo aviso oubiña

Los números 122 y 124 de Rosalía de Castro se llevaron la peor parte de los temporales que azotaron fuerte tanto durante la noche del viernes como a partir del mediodía del sábado. Los desprendimientos de la cubierta que comparten los edificios causaron desperfectos en varios coches y obligaron a cortar la carretera, una de las arterias de tráfico del municipio, y a desviar los coches por la circunvalación.
Pero sobre todo complicaron la vida a sus vecinos. Muchos continúan hoy sin luz, gas y con goteras como consecuencia del desprendimiento de varios paneles del tejado.
El primero, de grandes dimensiones, se desprendió sobre las once de la noche del viernes. Una parte cayó sobre la parte delantera del edificio, en plena Rosalía de Castro, causando daños tan solo materiales a los vehículos aparcados.
La otra fue a dar a la parte de atrás, al garaje comunitario, donde los daños fueron cuantiosos. También en los trasteros, donde por los agujeros dejados por las placas de la cubierta comenzó a entrar, sobre todo por la mañana, agua en cantidades ingentes, debido a las fuertes precipitaciones que se registraron y dejaron bolsas de agua a lo largo y ancho del municipio.
A media mañana los vecinos de estos dos edificios tuvieron que llamar a los Bomberos por  un fuerte olor a gas. Una fuga que obligó a  cortar el suministro que no podrá restablecerse, según explica Xosé Castro Ratón, uno de los vecinos afectados, “aló menos durante os próximos tres días”.
Los Bomberos procedieron a dar gas al Churrasco A Ría, otro de los afectados por el temporal, y al edificio 122, pero los vecinos del 124 tendrán que esperar.
También están sin luz. La causa podría estar relacionada con el temporal y con que una de las placas que cayeron afectaran a las tuberías que dan servicio a estos edificios.
A partir de las dos de la tarde, con la entrada de un nueva borrasca que combinaba la lluvia de nuevo con fuertes vientos la situación volvió a complicarse en Rosalía de Castro, con varios desprendimientos de carteles, uralitas y, de nuevo, cubierta de los dos edificios.
Ante esta situación, el Servizo Municipal de Emerxencias e Protección Civil recomendó el cierre del vial al tráfico y desde el Concello procedieron a dar la orden. La Policía Local procedió a señalizar el corte y los desvíos que se pueden utilizar y desde Ravella recomendaron la circunvalación.
El cierre se mantendrá hasta que mejoren las condiciones meterelógicas y sea seguro el tráfico por la zona. Y es que la caída de las placas del tejado provoca un efecto de “arrastre” sobre las que se mantienen en su lugar y nuevas ráfagas podrían tener consecuencias graves.
Los vecinos, que comprenden que se trata de imprevistos debido al temporal y a la ubicación de los edificios, frente al mar, se sienten también algo preocupados por la situación en la que se quedan.
En el momento en el que se pueda  asegurar el tejado y reponer el suministro de gas y luz será el momento de analizar las consecuencias y daños en estos edificios. Pero esta no fue la única incidencia. El viento también tiró carteles, árboles, uno de los postes que valla el campo de futbito del Cavadelo, tejas y levantó tapas de tragantes. La lluvia generó bolsas de agua en las calles Magnolio y Freixo, y provocó pequeñas anegaciones en zonas del centro, como O Castro. Bomberos, Protección Civil y Policía Local trabajaron intensamente para atender todas las incidencias. n

Comentarios