sábado 24.08.2019

Los celadores se sienten “invisibles” y reclaman un aumento de personal

Anuncian nuevas protestas para que los pacientes de O Salnés dejen de  “ser de segunda”

Los celadores del Hospital do Salnés acudieron con máscaras para denunciar la “invisibilidad” a la que dicen que los somete el Sergas y la dirección | mónica ferreirós
Los celadores del Hospital do Salnés acudieron con máscaras para denunciar la “invisibilidad” a la que dicen que los somete el Sergas y la dirección | mónica ferreirós

Los celadores salieron ayer a la calle para denunciar la “invisibilidad” a la que, dicen, les somete el Sergas y la gerencia de la EOXI al mismo tiempo que, aseguran, se les exigen que “estemos en todos lados”. 

La falta de personal es algo que desde el colectivo llevan tiempo denunciando, pero la gota que colmó el vaso fue el hecho de que “somos a única categoría” para la que la gerencia “non solicitou ao Sergas a ampliación do personal para este ano, tendo en conta que é público e notorio e mesmo recoñecido pola dirección que son necesarios máis celadores”, aseguraron ayer los trabajadores en una concentración apoyada por la Xunta de Personal del Hospital do Salnés, y a la que también asistieron representantes políticos.

La de ayer, a las puertas del Hospital do Salnés, es la primera de las concentraciones que el colectivo tiene pensado convocar para protestar “polo trato da xerencia” y para reclamar que no quieren “nin doentes de segunda categoría nin celadores de terceira división”, aseguran en un comunicado.

Situación complicada 
La escasez de trabajadores se refleja en el día a día. “Unha celadora está destinada simultaneamente para o primeiro e o terceiro andar, ademais de ter que trasladar aos doentes ingresados ao servizo de partos, a dilatación e viceversa”, explican desde el colectivo, que incide en que la persona que está adjudicada a radiología “debe realizar o seu traballo en dito servizo á vez que colabora cos aseos dos doentes ingresados e a realización de diferentes probas”. La falta de supervisores jerárquicos es otra de las cuestiones que denuncian y que supone, señalan, “depender de diferentes persoas que están de garda, localizadas telefónicamente”, con la “disparidade” de criterios que conlleva.

Por las noches solo hay tres celadores para todo el Hospital y la contratación de un cuarto, aseguran, depende de un método “tan absurdo” como “contar os doentes que precisaran un cambio de pañal”.

Comentarios