viernes 20.09.2019

El Concello pasará por la piqueta el chalé en ruinas de Rodrigo de Mendoza

El derribo de esta casa permitirá mejorar el acceso y la seguridad viaria en este acceso al barrio de As Bocas
Chalé en ruinas ubicado en Rodrigo de Mendoza en la intersección con la Rúa Figuiera que será derribado | m. ferreirós
Chalé en ruinas ubicado en Rodrigo de Mendoza en la intersección con la Rúa Figuiera que será derribado | m. ferreirós

El viejo chalé de titularidad municipal situado en la intersección entre la Avenida Rodrigo de Mendoza y la Rúa Figueira será eliminado con el objetivo de mejorar la accesibilidad y la seguridad viaria en este acceso al barrio de As Bocas. El Concello decidió demoler la vivienda que se encuentra en estado ruinoso y que, pese a ser tapiada en varias ocasiones, presenta problemas de inseguridad ante el acceso no autorizado de personas a su interior. La propuesta para contratar la redacción del proyecto de demolición será abordada en la Xunta de Goberno local que se celebra el próximo martes.

El deplorable estado en el que se encuentra el inmueble impedía rehabilitarlo para otro uso, por lo que el Concello opta por su demolición. La medida permitirá mejorar las condiciones de seguridad en la zona, tanto para los peatones como para los vehículos, puesto que al abrir la curva en la intersección, los conductores ganan visibilidad y espacio para maniobrar y quedará superficie suficiente para construir aceras en este tramo de la vía.


Esta actuación completará a las obras que están a punto de comenzar con la ejecución del proyecto de “Mellora Integral da Mobilidade e Seguridade Viaria nas rúas da Contorna de Fexdega”, que se financia a través del programa provincial DepoRemse. Esta obra, ya adjudicada a Nexia Infraestruturas por 260.199 euros, afectará a las calles Figueira, Nogueira y Limoeiro, que rodean el recinto ferial de Fexdega y que, desde hace unos años incrementaron considerablemente el flujo de tráfico rodado al utilizarse como alternativa a Rodrigo de Mendoza y también debido al flujo de personas y vehículos que generan los eventos que acogen las instalaciones feriales de A Maroma.


Con estas obras se ensancharán viales, se crearán y ampliarán aceras, se renovarán los servicios de agua, saneamiento y electricidad y se mejorará la señalización horizontal y vertical de la zona. Además, en este proyecto está previsto otro derribo. Se trata de dun alpendre situado al final de la Rúa Limoeiro, en la intersección con la Avenida Agustín Romero, que también incidirá en la mejora de la seguridad viaria al ensanchar este cruce actualmente regulado por semáforos.

Comentarios