martes 18.02.2020

Denuncian que el jabalí destroza la cosecha de maíz y patatas en Bamio

Agustín Lorenzo está harto. Todo el esfuerzo que ha empleado en plantar su cosecha de patatas y de maíz no ha servido para nada. Este vecino de Bamio, del lugar de Outeiro, culpa al jabalí del desastre que estos días se encontró en la finca pegada a su casa.

Agustín Lorenzo se queja de los destrozos del jabalí en su cosecha	gonzalo salgado
Agustín Lorenzo se queja de los destrozos del jabalí en su cosecha gonzalo salgado

Agustín Lorenzo está harto. Todo el esfuerzo que ha empleado en plantar su cosecha de patatas y de maíz no ha servido para nada. Este vecino de Bamio, del lugar de Outeiro, culpa al jabalí del desastre que estos días se encontró en la finca pegada a su casa. “Foi xusto aquí ao lado. Levanteime pola mañá e estaba todo destrozado. Eu xa estou cansado disto”, replica el afectado. Y es que no es la primera vez que el jabalí entra en sus propiedades y destroza todo lo que se encuentra por delante. “O ano pasado foi o millo e este ano foron as patacas, as do cedo e as de tarde. A ver agora quen me arregla isto”, señala el vecino.
Las quejas que ha puesto este hombre ante el Coto de Caza y ante la Xunta de Galicia han caído en saco roco. “Mandeilles escritos e díxenlles o que estaba pasando, pero non me fixeron caso. Eu xa non sei qué máis facer”, apunta Agustín Lorenzo.
Explica que la pérdida no la tiene cuantificada en dinero, pero advierte que los daños afectan a una superficie de unos 300 metros cuadrados. “Eu non me explico como veñen ata aquí ao lado das casas e como non se controla isto, porque estamos a plantar e a plantar para nada”, lamenta el vecino de Bamio. Y es que su temor no es ya la cosecha que está perdida, sino la que pueda venir de ahora en adelante. “Plantar, para qué? Logo vén e destrózacho todo. Eu xa non sei qué facer”, explica.
Lo que sorprende a los vecinos de la zona es que estos animales, que normalmente viven en el monte, bajen hacia la zona de viviendas para alimentarse de los cultivos de las huertas y fincas familiares.

Comentarios